Choclo dolarizado en la costa: ya se vende a más de $100

Economía

Paradores y vendedores ambulantes remarcaron sus precios esta temporada en línea con la inflación. En las verdulerías se consigue la hortaliza a $25 la unidad.

Al ritual de comerse un choclo crujiente en la playa lo ensombreció la inflación. Hoy, quienes venden esta típica verdura en los balnearios de Pinamar, la comercializan a $100 la unidad, el equivalente a 1,60 dólar. Por suerte el precio incluye el agregado de sal y manteca.

“Choclo, choclo...”, se escucha en la arena pinamarense. Sin embargo, quienes se acercan a los carritos, vuelven con cara de sorpresa. El aumento de la hortaliza, va en línea con otras subas. Mientras ahora se vende a $100, el año pasado costaba $60. De hecho, es probable que durante el arranque de enero vuelva a sufrir un aumento. ¿El choclo playero se dolarizó?.

Lo curioso es que en las verdulerías de Buenos Aires se encuentran hoy ofertas de choclo de 3 por 50 pesos. Fuerte ganancia para quienes deciden venderlo en la playa.

El índice choclo tiene sus similitudes en Mar del Plata y Mar de Las Pampas, donde también se comercializa alrededor de los $100. En Cariló, algunos veraneantes acusaron haberlo comprado a $120. Por su parte, en Rio de Janeiro se consigue a $140 al cambio actual.

P28_LOS PRECIOS 2x16.jpg

En cuanto al resto de los precios en Pinamar, hay distorsión de acuerdo con cada parador. En lineas generales, los balnearios ubicados más al norte venden el porrón de cerveza a $170, licuados a $150, ensalada de frutas en vaso a $290, una pequeña porción de rabas a $480, y $550 una milanesa con guarnición.

“Este verano Pinamar va a estar a full. Está casi todo reservado hasta el 20 de febrero, salvo excepciones”, aseguró Martín Yeza, intendente de esa localidad, quien auguró una excelente temporada. En cuanto a los precios de la gastronomía, comparó a Pinamar con el barrio de Palermo, donde sostuvo que no difieren demasiado.

Esta vez algunos operadores inmobiliarios se animaron a apostar a que la temporada continuará hasta marzo. En esta ocasión será como años anteriores, con vacaciones breves y mucho recambio.

Impuesto

Tanto Pinamar como Cariló se vieron beneficiados por el reciente impuesto del 30% a los consumos en dólares en el exterior. De esta manera, el balneario se posiciona como destino premium mientras capta turismo de Punta del Este, cuyos precios sí están completamente dolarizados. En la costa creen que mejorarán las reservas en los lugares frecuentados por el público ABC1, especialmente para febrero.

La postal de este fin de semana eran colas de autos en la ruta. Para agilizar el tránsito que se dirige hacia la Costa Atlántica, AUBASA decidió interrumpir la ejecución de obras hasta el próximo 15 de marzo. Se trata de la repavimentación de la ruta 63, entre los km 10 y 20, en Dolores; y la renovación de la Ruta 2, en el tramo que va desde los km. 57 al 75, entre Etcheverry y la zona de Samborombón.

Paralelamente, mientras los turistas arriban, los balnearios están ajustando los últimos retoques. Los paradores más premium ya planean la fiesta de fin de año, donde un menú completo en algunos casos se ofrece hasta en $8.000 por persona. En tanto, nuevas aperturas de bares y paradores ecológicos están transformando a una Pinamar que cada día busca captar más turistas.

Seguridad

En el centro de la ciudad establecieron personal policial capacitado en puntos claves para no militarizarla y evitar transmitir sensación de inseguridad. Quienes paseen por el centro verán los móviles y gran cantidad de efectivos en sus puestos de control (unos 400 en total).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario