25 de agosto 2015 - 15:48

Venta de casas nuevas y confianza del consumidor aumentan en EEUU

Las ventas de casas unifamiliares nuevas en Estados Unidos repuntaron en julio y la confianza del consumidor aumentó a un máximo de siete meses en agosto, apuntando a una fortaleza subyacente en la economía que aún podría permitir a la Reserva Federal elevar las tasas de interés este año.

Otros datos el martes mostraron un aumento moderado de los precios de las casas, que deberían respaldar al gasto del consumidor y hacer que las compras de viviendas sigan siendo asequibles, especialmente para compradores primerizos.
Las ventas de casas nuevas subieron un 5,4%, a una tasa anual desestacionalizada de 507.000 unidades, dijo el martes el Departamento de Comercio.

Esas ventas, que responden por un 8,3% del mercado, se elevaron un 25,8% en comparación con julio del año pasado.

En un segundo informe, el grupo privado Conference Board dijo que su índice de confianza escaló a 101,5 este mes, la lectura más alta desde enero, en medio del optimismo sobre el mercado laboral. El índice subió desde la lectura de 91,0 de julio.

Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos cayeron tras los datos, mientras que las acciones frenaron brevemente su sólido avance y el dólar se fortaleció frente a una cesta de monedas.

Los reportes, que se suman a una serie constante de datos que han presentado un panorama optimista de la economía estadounidense en medio de la agitación global, probablemente sean bien recibidos por las autoridades de la Reserva Federal.

Las posibilidades de un alza de tasas de interés en septiembre han disminuido tras la reunión de política monetaria de la Fed del 28 y 29 de julio, que mostraron que los integrantes del banco central estadounidense se preocupan persistentemente por la baja inflación.

Una ola de ventas en los mercados bursátiles globales, provocada por una desaceleración del crecimiento económico en China, y la renovada debilidad en los precios del crudo también han proyectado dudas sobre la posibilidad de un endurecimiento de la política monetaria el mes próximo.

La recuperación en el sector, que toca casi todas las esferas de la economía estadounidense, está siendo impulsada por una mejoría del mercado laboral.

Se prevé que la vivienda contribuya al producto interno bruto (PIB) este año, pero sigue limitado por una persistente escasez de casas disponibles para la venta.

Un tercer reporte mostró que el índice compuesto S&P/Case Shiller de 20 áreas metropolitanas subió un 5,0% interanual en junio, que se compara con un 4,9% en mayo.

Las casas en Denver, San Francisco y Dallas registraron nuevamente la mayor apreciación interanual entre las 20 ciudades, con aumentos de 10,2 por ciento, 9,5% y 8,2%, respectivamente.

"Las alzas de precios han sido consistentes en la medida en que la tasa de desempleo ha declinado, con una inflación estable y una política de la Fed sin cambios", dijo a través de un comunicado el presidente del comité de índices de S&P Dow Jones Indices, David Blitzer.

Las existencias de nuevas viviendas para la venta aumentaron un 1,9%, a 218.000 unidades, el mes pasado, el nivel más alto desde marzo de 2010. Sin embargo, la oferta sigue siendo menos de la mitad de lo que fue durante el momento más álgido de la bonanza inmobiliaria.

Al ritmo de ventas de julio tomaría 5,2 meses liquidar la oferta de viviendas en el mercado, que se compara a los 5,3 meses de junio.
La mediana de precios para una casa nueva aumentó un 2 por ciento interanual, a 285.900 dólares.

Dejá tu comentario

Te puede interesar