YPF frena compras y sus proveedores suman problemas

Economía

YPF, la principal petrolera del mercado local de combustibles, sigue reduciendo sus operaciones por el impacto del coronavirus, tal como ya informó este diario. Estas medidas, a su vez, afectan a otras compañías del sector que son proveedoras de la petrolera con control estatal. Un caso es el de Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR), que ayer anunció que YPF suspendió “en forma transitoria y hasta nuevo aviso” las compras de petróleo crudo a la firma, producto de la drástica caída de la demanda de combustibles en el mercado interno.

En la nota enviada ayer a la CNV la empresa petrolera detalló que producto de las medidas adoptadas para frenar la pandemia de Covid -19 “YPF se ha visto obligada a parar y/o reducir la producción en sus refinerías y, como consecuencia, adoptar la decisión expuesta precedentemente”.

PCR se dedica a la exploración y producción de hidrocarburos, la producción y distribución de cemento y a la generación de energías renovables con un parque habilitado en marzo 2019 de 125 MW y dos proyectos en desarrollo por 200 MW adicionales.

La compañía opera en Argentina, Ecuador y a partir de 2018 en Colombia. PCR realiza sus actividades de explotación de petróleo y gas natural en las cuencas Neuquina y Golfo San Jorge en Argentina, cuenca Oriental en Ecuador y cuenca Valle inferior de Magdalena en Colombia. En lo que se refiere a este sector, el 62% de la producción proviene de Argentina y el 33% de Ecuador y 5% de Colombia.

En este marco la empresa energética evalúa los pasos a seguir y así lo hace saber en la comunicación difundida: “Desde hace varios años, PCR vende a YPF la totalidad de la producción de petróleo crudo del área hidrocarburífera CNQ- 1 “El Sosneado”, ubicada en esa Provincia de Mendoza, por lo que en estos días la compañía se encuentra analizando alternativas para la comercialización de dicho crudo a otras empresas, sin poder asegurar que ello sea posible en el corto plazo”.

Lo cierto es que la industria petrolera es uno de los tantos sectores afectados por el parate económica local e internacional. La semana pasada la firma Roch anunció también que paralizaría la producción de sus dos pozos petroleros ante la imposibilidad de canalizar las ventas de petróleo crudo por cuestiones logísticas derivadas del Covid – 19.

La alternativa de evacuación de este petróleo crudo era la Terminal Cruz del Sur operada por YPF que a su vez también permanece cerrada hasta que finalicen una serie de reparaciones que se están llevando adelante.

La situación todavía es más compleja, porque desde YPF avisaron que en el corto plazo la Terminal Cruz del Sur tampoco estará operativa ya que todas las obras de mantenimiento se han frenado ante la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno que se extenderá, al menos, hasta el próximo 12 de abril, inclusive.

En este marco y como consecuencia de la capacidad limitada de almacenamiento de petróleo crudo, Roch decidido suspender su producción del yacimiento San Martín hasta que las restricciones de entrega puedan ser superadas.

Yanina Otero

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario