17 de noviembre 2011 - 00:00

A la espera (y excluido), el PJ arma diván en el sur

Daniel Scioli, José Luis Gioja, Julio De Vido
Daniel Scioli, José Luis Gioja, Julio De Vido
Una colección de aviones, llegados de todas partes del país, aterrizará hoy en Río Gallegos: ese despliegue de aeronaves, algunas fletadas para la ocasión, pero la mayoría propiedad de los gobiernos provinciales, será la primera postal de la cumbre sureña del PJ.

El homenaje a Néstor Kirchner, con un acto y una placa en el mausoleo, y el posterior almuerzo invitado por el gobernador local, Daniel Peralta, son las únicas certezas sobre el encuentro que oscila entre una cita emotiva y una reunión del Consejo partidario.

En las últimas horas se amplió el elenco de confirmados: estarán la mayoría de los gobernadores, incluso aquellos que todavía no asumieron, y parte del gabinete de Cristina de Kirchner, entre ellos, Julio De Vido, el ministro con el cargo más alto en la cúpula del PJ.

El mix que conforman el recordatorio de Kirchner y la efímera reactivación del partido -que sólo despertó del letargo para un Congreso fugaz antes de las primarias- aparecen como una cita inevitable para los caciques.

Duda

Para otros será la oportunidad de aparecer en el radar: José Manuel de la Sota, de inquietante vínculo con Olivos; el mendocino Francisco «Paco» Pérez, que se mostrará en la cita; y Eduardo Buzzi, el electo chubutense, que ya estuvo en Santa Cruz el 27 de octubre. Junto a Peralta fueron los únicos mandatarios presentes. Ayer rondaba una duda en torno a Hugo Moyano: fue invitado, es el vice segundo, y prometió asistir, pero también se advirtió del mal momento del jefe de la CGT por la muerte de su hijo Emiliano.

Para el PJ es un momento curioso: la cita, programada a fines de octubre luego de que Cristina de Kirchner pidiera que no concurran gobernadores al aniversario de la muerte de su esposo, se produce en un contexto plagado de incertidumbres que, en general, exceden al PJ.

Veamos:

  • La secuencia de anuncios del Gobierno respecto de la quita de subsidios, que inevitablemente generará resistencias, y la todavía minicrisis con el dólar aparecen en una agenda de novedades molestas que el bloque de gobernadores deberá, sí o sí, respaldar de manera global o como expresiones «oficiales» de algunos mandatarios. Fue sintomático, ayer, que el coro de ángeles que suele salir a vitorear las medidas de Cristina se haya mantenido en silencio. El PJ no tendrá esa opción. 

  • La definición del gabinete que, a simple vista, excluirá a los poderes provinciales. La hipótesis de Jorge Capitanich, el gobernador chaqueño, como posible ministro de Cristina perdió fuerza en las últimas semanas. Salvo una sorpresa por ese lado, todo indica que el club de gobernadores tendrá que conformarse con mantener a Juan Manzur, vice electo por Tucumán, como el único ministro de ese origen. Puede, incluso, que como ocurrió en la provincia de Buenos Aires, la definición de las principales butacas del Congreso tampoco expresen los deseos de la federación de gobernadores.

  • La tercera cuestión es el destino del PJ. Al margen de las impresiones que deslizan algunos funcionarios, no hay precisiones sobre qué pretende la Presidente para el partido. Parece poco probable que acepte presidirlo y, a su vez, se especula que prefiere dejarlo en suspenso, hibernando, como hasta ahora.

    El menú ubica al PJ en una posición de observador pasivo. Por eso, no se descarta que ante una presencia masiva, la cita se convierta en un gran diván partidario en el sur, aunque, con comisarios presentes, más que confesiones, sólo se escucharán elogios.

    En el último tirón, la expectativa de los organizadores es más bien módica: que la presencia sea numerosa y que no aparezca ningún fraseo fuera de libreto.

    Allí estarán, según el parte de anoche, Daniel Scioli, Jorge Capitanich, José Luis Gioja, Juan Manuel Urtubey, Sergio Urribarri, Gildo Insfrán y, entre otros, Oscar Jorge. Además de los ministros De Vido y Florencio Randazzo, legisladores como José María Díaz Bancalari, Graciela Giannettasio y Jorge Landau, el gremialista Antonio Caló y dirigentes varios.
  • Dejá tu comentario