Advierten riesgo de “adicción a liquidez”

Edición Impresa

Washington - El Instituto de Finanzas Internacionales (IIF), que representa a los principales bancos del mundo, advirtió ayer el riesgo de una "adicción" de los mercados a la liquidez inyectado por los bancos centrales, en momentos en que Wall Street alcanza nuevos máximos históricos.

"Gran parte de la recuperación hasta ahora ha sido muy dependiente de las condiciones de 'dinero fácil' fomentadas por los bancos centrales", sostuvo el IIF en un informe.

"Estas condiciones -flexibilización monetaria, tasas de interés muy bajas- no pueden durar para siempre, pero existe el riesgo de que los mercados financieros se hayan vuelto adictos a ellas", agregó. Para sostener la actividad, muchos bancos centrales, especialmente la Reserva Federal de Estados Unidos -que dirige Ben Bernanke-, mantienen sus tasas de interés en niveles históricamente bajos e inyectan liquidez de forma masiva en el circuito financiero a través de la compra de bonos.

En sintonía con esta tendencia, la Bolsa de Nueva York alcanzó esta semana máximos históricos, mientras que en Estados Unidos una cura de austeridad entró en vigencia el viernes pasado.

"El hecho de que (el índice de Wall Street) Dow Jones Industrial Average se alzara a niveles récord esta semana refleja más la flexibilización de las condiciones monetarias internacionales que una recuperación fuerte de la economía", estimó el instituto, que representa a más de 450 bancos de todo el mundo.

Según el IIF, el sistema financiero continuará acumulando "excesos y anomalías" en tanto los bancos centrales sean los principales motores de la recuperación económica. Los bancos están preocupados, además, por el efecto que pueda tener el fin de esta política expansiva. "Una eventual anulación de estos excesos se convertirá en un evento con riesgo de desestabilización", estimaron en el informe. Varios miembros de la Fed ya habían advertido recientemente de los "riesgos potenciales" ligados a su política de recompra de activos.

El director general adjunto del IIF, Hung Tran, dijo que los bancos centrales deberían ser conscientes de las "consecuencias no intencionales de sus acciones" y aclarar cómo ajustarán sus políticas monetarias a largo plazo. "Esto ayudaría a reducir el riesgo de grandes oscilaciones en los mercados financieros", explicó.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario