Arrancan amparos por Metrobús PRO

Edición Impresa

Comenzaron los reclamos administrativos y judiciales contra el Metrobús de la avenida Paseo Colón y ya amenazan vecinos con realizar un importante corte de la avenida para la semana próxima, justo cuando el jefe de Gobierno porteño esté inaugurando las sesiones de la Legislatura.

Los frentistas de Paseo Colón, en San Telmo, afectados por la construcción de un carril para colectivos, iniciaron recursos de queja por distintas vías, la administrativa y la judicial, contra el desalojo al que intimó Mauricio Macri.

El Gobierno PRO reclama parte de los lotes a lo largo de unas seis cuadras de la avenida, que considera que pertenecen a la Ciudad, pero por cierto fueron destinados al ensanche de Paseo Colón hace más de 70 años, en 1946, con una posterior ordenanza de la dictadura militar que encarnó Juan Carlos Onganía, en 1968, que reformuló el plan que quiso refrescar Osvaldo Cacciatore en el último Gobierno de facto. En todo ese lapso, los lotes que ahora reclama Macri nunca fueron pedidos.

Por otro lado, aquella expropiación que Macri cree vigente se hizo con el fin del ensanche de Paseo Colón, no para construir un Metrobús del cual no se tenía idea por esos años, lo que aumenta la irregularidad del pedido.

Los vecinos afectados, ONG, viviendas, locales culturales e inclusive este diario, al que Macri busca quitarle parte de su predio, iniciaron las quejas por la vía administrativa en principio, repeliendo las demandas de desalojo del Gobierno porteño que se enviaron a fines de enero pasado para cumplirse el 17 de febrero, lo que nunca ocurrió por la resistencia de vecinos y comerciantes.

Uno de los casos más resonantes es el de una gomería en la avenida Paseo Colón y Humberto Primo del lado este, que acaba de ser totalmente remodelada a partir de un contrato que firmó su dueño para ser representante de una importante firma del rubro. Actualmente el titular de la gomería paga $ 5.000 mensuales de alquiler al Gobierno de la Ciudad. En principio aquella vieja expropiación no había sido abonada a los dueños originales del lote, Agropecuaria Cordobesa SA, que debieron hacer juicio para cobrar por la cesión del terreno pero recién en 1990 le transfieren el alquiler a la exmunicipalidad. La abogada María del Carmen Verdú ya presentó el amparo contra la resolución en el Juzgado Contencioso 7 .

En el tramo polémico hay edificios residenciales, comercios y la sede de la Asamblea Popular de San Telmo, que desarrolla múltiples actividades para la comunidad, un colegio, la escuela del Casco Histórico, una sede del INDEC y la playa de estacionamiento de Ámbito Financiero. Rubén Saboulard, de la Asamblea, explicó que se trata "de una franja de los inmuebles de 15 metros en promedio, lo que destruiría a algunos comercios que tienen esa medida y están ahí desde hace décadas", y que la expropiación "se hizo pero no se terminó de consumar, por lo que la gente se quedó en los locales". Consideró que "si el Metrobús siguiera hasta Retiro aliviaría, pero 20 cuadras no alivia nada y encima crea dos cuellos de botella, uno en la entrada de La Boca y otro detrás de la Casa Rosada".

Dejá tu comentario