Binner, a la caza de $ 100 M

Edición Impresa

Santa Fe - En medio de las urgencias financieras que atraviesa la provincia, mañana arranca una moratoria para el pago de impuestos atrasados con deudas de hasta 5 millones de pesos.

De esta manera, el equipo técnico del gobernador Hermes Binner pretende que ingresen a las arcas locales 100 millones de pesos, de los más de 300 millones adeudados por contribuyentes santafesinos.

Según el Ministerio de Economía de la provincia litoraleña, en rigor no se trata de una «moratoria», sino de un nuevo plan de regularización tributaria, que beneficiará sobre todo a los que opten por pagar sus deudas al contado o en forma inmediata.

El plan fue dispuesto por la Legislatura local en el marco de una intensa pelea parlamentaria por la creación del fondo transitorio de emergencia salarial para la administración pública. Luego de rechazar de cuajo la propuesta oficialista, que pretendía financiar los incrementos de haberes de los empleados estatales con un aumento de impuestos, la oposición justicialista, que tiene como principales referentes a los ex gobernadores Jorge Obeid y Carlos Reutemann y concentra la mayoría en el Senado local, impuso la regularización fiscal como la mejor alternativa.

De acuerdo con el subsecretario de Ingresos Públicos, Sergio Beccari, hay grandes expectativas puestas en la iniciativa que «apunta a que el contribuyente salde sus deudas de la forma más rápida posible». «Vamos a facilitar el acceso electrónico y las herramientas informáticas para que los que quieran pagar no tengan que hacer colas en las oficinas de la Administración Provincial de Impuestos», añadió.

Dejá tu comentario