Cameron-Bigelow, el duelo menos pensado

Edición Impresa

James Cameron y su ex mujer, Kathryn Bigelow se medirán de igual a igual el 7 de marzo, en la 82a. entrega del Oscar. Al menos, eso indican las nueve nominaciones para sus respectivas, y muy disímiles películas, «Avatar» y «Vivir al límite» que anunció ayer la Academia de Hollywood, por boca de su presidente Tom Sherak, y la actriz Anne Hathaway (quien se esforzó por pronunciar en correcto español «El secreto de sus ojos». Ver aparte)

A la tecnología y los apabullantes efectos visuales en 3-D de «Avatar», que la convirtieron en la película más cara de la historia, y también en la más taquillera, Bigelow opone un film de bajo presupuesto -y hasta el momento modesto impacto en la taquilla- sobre soldados que desactivan explosivos en Irak.

El film de Cameron logró las candidaturas a mejor película, director, dirección artística, fotografía, edición, banda sonora original, edición de sonido, mezcla de sonido y, desde luego, mejores efectos visuales. Por su parte, la película de Bigelow acumuló nominaciones a mejor película, director (apenas la cuarta vez que se nomina a una mujer en ese rubro), actor (Jeremy Renner), fotografía, edición, banda sonora original, edición de sonido, mezcla de sonido y guión original.

El hecho de que, por primera vez se haya decidido duplicar la cantidad de películas en competencia -ahora son diez en vez de cinco-, el resto de nominados en la categoría principal depara algunas sorpresas, como la película de ciencia-ficción de bajo presupuesto, «Sector 9», y que «Up» figure en dos rubros diferentes: mejor película a secas y también mejor película de animación (donde, cabe sospechar, gana seguro).

La lista la completan «Bastardos sin gloria», de Quentin Tarantino; «Preciosa», de Lee Daniels; «Amor sin escalas», de Jason Reitman (estos tres directores competirán en su rubro con Cameron y Bigelow, con la salvedad de que Daniels es apenas el segundo cineasta negro en lograrlo); «Enseñanza de vida», de Lone Scherfig; «A Serious Man», de Joel y Ethan Coen; y «The Blind Side», de John Lee Hancock.

El film de Tarantino, por otra parte, vendría a ser el tercer «favorito», con ocho candidaturas, entre ellas la de mejor actor de reparto para Christoph Waltz, que desde Cannes en adelante viene paladeando su Oscar por su soberbia encarnación de un nazi. Lo siguen «Preciosa» y «Amor sin escalas», con seis.

En las categorías de interpretación todo salió como estaba previsto. Aunque tendrá que competir con Meryl Streep («Julie & Julia» le proporciona nada menos que su nominación número 16), Sandra Bullock pica en punta por su papel de blanca sureña-adopta chico negro-y le cambia la vida en «The Blind Side» (literalmente, El lado ciego). Completan la terna, Helen Mirren («The Last Station»), Carey Mulligan («Enseñanza de vida») y Gabourey Sidibe («Preciosa»). Los candidatos a mejor actor son: Jeff Bridges quien, a juzgar por el rosario de premios que ya le dio «Crazy Heart», puede soñar tranquilo con su primer Oscar; George Clooney («Amor sin escalas»), Colin Firth («A Single Man»), Morgan Freeman («Invictus) y Jeremy Renner («Vivir al límite»).

Salvo la aparición de Maggie Gyllenhaal como mejor actriz de reparto por «Crazy Heart», las elecciones en este rubro tampoco fueron muy sorprendentes. Penélope Cruz logró su candidatura por «Nine», pero ahí, todas las miradas apuntan hacia «MoNique» («Preciosa»). Completan la lista, Vera Farmiga y Anna Kendrick (ambas por «Amor sin escalas»).

Además del gran favorito Waltz, el Oscar al mejor actor de reparto se lo disputarán Matt Damon («Invictus»), Woody Harrelson («The Messenger»), Stanley Tucci («The Lovely Bones») y Christopher Plummer («The Last Station»).

Siempre en el Teatro Kodak de Hollywood, la 82 edición de los Oscar será presentada por primera vez por un dúo: Alec Baldwin y Steve Martin.

Dejá tu comentario