Comentarios políticos del fin de semana

Edición Impresa

VAN DER KOOY, EDUARDO. Clarín. El título de la columna de esta semana, «Las nuevas secuelas de la misma crisis», anuncia, una vez más, un diagnóstico sobre los Kirchner: el matrimonio presidencial no puede negociar, ve a todos los que piensan diferente como enemigos y esa postura los va a llevar a su destrucción.

Esta semana, la interpretación la aplica a la Justicia, como antes fue utilizada para el campo o para el vicepresidente. Según afirma el periodista, Néstor Kirchner está enojado con la Corte Suprema por los reveses judiciales sufridos las últimas semanas respecto del uso de las reservas del Banco Central para crear el Fondo del Bicentenario. La furia se concentraría en el ministro Enrique Petracchi, quien apadrinó a las dos juezas de Cámara que fallaron en contra del Gobierno en ese tema, pero también alcanzaría al resto de los integrantes del cuerpo, cuya renovación él impulsó durante su presidencia.

Este esquema de necedad kirchnerista, sin embargo, logra -como resalta el columnista- arrinconar a la oposición en dilemas políticos como el pronunciamiento de la Comisión Bicameral respecto del decreto de necesidad y urgencia que removió a Martín Redrado de la presidencia del Banco Central.

A este diagnóstico se suma lo que el periodista plantea como un posible cambio en la situación: que sea el peronismo el que abandone a los Kirchner. Menciona varios indicios: conversaciones privadas y mails de Carlos Reutemann se convierten así en gestos certeros de una posible candidatura presidencial, a lo que se suman las críticas del justicialismo bonaerense, meca del poder peronista. Indicios repetidos que pronostican la caída del matrimonio presidencial, una vez más.

Dejá tu comentario