Con compras del BCRA, el dólar subió un centavo

Edición Impresa

El mercado de bonos, más allá de las variaciones de precios, operó casi paralizado. Los vendedores no están dispuestos a entregar sus papeles a menores precios con el canje tan próximo. Los compradores, a su vez, sólo operan si consiguen valores más ventajosos. Este desencuentro hizo que los negocios en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) bajaran a $ 721 millones. La mitad de ese monto correspondió a negocios con Letras del Banco Central (Lebac).

La parálisis es consecuencia de la inestabilidad de Europa. A la crisis de Grecia y Portugal, ahora parece sumarse España. Los inversores miran atentamente antes de tomar decisiones. Si los bonos argentinos no bajaron, es porque el canje les resulta ventajoso.

Un ejemplo de lo que sucedió en la plaza local fue la evolución del Discount en pesos, el bono de más amplia emisión y el referente del canje de la deuda. En las pantallas del Siopel se veían compradores, pero todos querían pagar precios por debajo del cierre del martes y los que tenían Discount en su poder no aceptaban. Apenas algunos compradores subieron su postura y se hicieron unas pocas ventas con precios un 0,50% arriba del cierre del día anterior. En total se realizaron cinco operaciones por $ 4,4 millones, un movimiento irrelevante porque este bono mueve por día un mínimo de $ 30 millones.

Los cupones PBI, a su vez, tuvieron una leve recuperación del 0,40%.

En el sector de los bonos posdefault en pesos que indexan por CER, no hubo tendencia. El que peor la pasó fue el Bogar que perdió un 2,30%. Para sorpresa de muchos se hicieron operaciones con el Bogar 2020 un título que nació en 2011, pero que desde noviembre de 2007 paga intereses y capital todos los meses. Este bono perdió el 2%, pero como tuvo operaciones en dólares se piensa que se utilizó para hacer operaciones de «contado con liquidación», un mecanismo que se utiliza para sacar divisas del país.

El título que sorprendió fue el Bocon Pro 13 que subió el 1,80% con negocios por apenas $ 1,1 millón.

Los bonos en dólares también tuvieron un día irregular a excepción del Boden 2013 que avanzó un 1,81% después de haber subido el 3% el día anterior. El Boden 2012 mejoró un 0,30% y el Boden 2015 perdió el 0,50%.

El dólar cerró en alza porque el Banco Central así lo quiso. En las casas de cambio aumentó un centavo a $ 3,90, aunque en el mercado marginal siguió a $ 3,9075.

La divisa abrió firme en el Forex-MAE a $ 3,88 para la venta. Pero después del mediodía, cuando alcanzó el máximo de $ 3,8820, aparecieron los exportadores de manera agresiva a liquidar sus divisas. Semejante oferta hizo que el dólar bajara y cerrara a $ 3,88 a pesar de los esfuerzos de la entidad que preside Mercedes Marcó del Pont que compró el equivalente a u$s 70 millones. La autoridad monetaria, volvió a operar en el mercado de euros para eludir el riesgo de embargo en sus cuentas de Nueva York. Con el euro no tiene problemas porque las operaciones las compensa en Londres.

Las reservas de la entidad ya están en u$s 47.961 millones y en cualquier momento superan los u$s 48 mil millones.

En el OCT-MAE, el mercado de futuros, se operaron u$s 338 millones porque los inversores están compensando los contratos de fin de mes. Fin de abril acaparó las operaciones con u$s 238 millones. La divisa cerró a $ 3,8815 (+0,04%) a fin de mes. A fin de mayo vale $ 3,9010 (+0,13%) y a fin de año cotizó a $ 4,1050 (-0,06%).

Todo lo que hoy suceda estará atado a la suerte de los mercados europeos. Por de pronto, los inversores están cautelosos y eso es una buena noticia porque ante la crisis no salieron a vender a cualquier precio.

Dejá tu comentario