Cuba cultivará soja en tierras ociosas

Edición Impresa

Cuba inició un estudio en todo el país sobre sus tierras ociosas aptas para la producción de soja, con vistas a ampliar un proyecto agrícola impulsado con la ayuda de Brasil.

El Gobierno y medios oficiales dieron pocos detalles sobre el proyecto, que forma parte de un plan del presidente Raúl Castro para revitalizar la agricultura y sustituir importaciones de alimentos que explican entre el 60% y el 70% del consumo local, según informó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

El proyecto piloto, iniciado en 2008 en la provincia de Ciego de Avila, está dirigido por militares con la asistencia técnica de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa).

En 2010, la producción de soja cubana fue de 4.200 toneladas y la de maíz rondó las 15.000 toneladas en 7.300 hectáreas. El proyecto debe llegar a producir 5.800 toneladas de soja y 19.800 toneladas de maíz en unas 10.000 hectáreas.

«Especialistas cienfuegueros en proyectos agropecuarios han identificado más de 13.000 hectáreas de suelos aptos para el cultivo de la soja y el maíz en esa provincia», dijo un reporte de la prensa oficial el fin de semana.

La provincia de Cienfuegos, situada en el centro de la isla, está trabajando en la elaboración de la maquinaria y otros suministros que necesitaría para comenzar la producción, se aseguró.

Cubasoy, una empresa dirigida por los militares que se encarga de la producción de soja por primera vez en Cuba, tiene planes de obtener un máximo de 50.000 hectáreas sembradas con el grano para 2015, fecha en que expirará el contrato con Embrapar.

El proyecto usa semillas y maquinarias suministradas exclusivamente por empresas brasileñas y las autoridades no han descartado la formación de un emprendimiento conjunto en el futuro.

Dejá tu comentario