Das Neves-Solá, empatía para pujar en PJ Federal

Edición Impresa

Mario Das Neves y Felipe Solá explicitaron ayer, con un formalismo, una alianza táctica para «diferenciarse» del resto de las figuras del Peronismo Federal. Un atajo para no abandonar el espacio y, a la vez, la explicitación de matices casi irreconciliables.

El chubutense y el bonaerense acordaron conformar equipos técnicos para trabajar en temas como Salud y Educación. Es más que eso: da visibilidad a una empatía, que se remonta a varios meses, y que se caracteriza por la «incomodidad» de ambos con sus aliados del PF.

Por lo pronto, ayer ratificaron su continuidad en el PJ díscolo pero se esforzaron por mostrarse, como mínimo, con una agenda distinta a la de la mesa de coordinadores.

Lo que ambos dijeron, ayer, en público, es apenas una pizca de lo que sostienen en las cumbres privadas o ante sus colaboradores. Coinciden, sobre todo, en un punto: que el PF está «copado» por Eduardo Duhalde y que sus «coordinadores» se toman atribuciones excesivas.

La salida de Carlos Lole Reutemann les arrimó otro argumento. El santafesino pegó el portazo por razones similares a las que exponían, desde antes, Solá y Das Neves. Sobre todo respecto de la toma de decisiones de la mesa de coordinación y a sus diagnósticos.

El eje lo conforman Adolfo Rodríguez Saá, Ramón Puerta y Juan Carlos Romero. El análisis tras la muerte de Néstor Kirchner profundizó esos matices. De hecho, Das Neves, Solá y Reutemann -además de Francisco de Narváez- asistieron a los funerales del ex presidente.

Los demás, según se quejan a dúo el chubutense y el bonaerense, consideraron que ese episodio no obligaba a modificar la estrategia del PF y se sumergieron en una evaluación según la cual una crisis, tarde o temprano, dañará al Gobierno de Cristina de Kirchner.

Ni Solá ni Das Neves comparten ese criterio. Creen que el efecto post-Kirchner alteró los términos y que luego de esa muerte, el Gobierno y el kirchnerismo quedaron fortalecidos. Creen, sin embargo, que la foto de hoy no representa a la película de 2011.

Otro factor alteró el ánimo del dúo. La intención de la mesa de coordinadores de ampliar ese ámbito, ante lo cual trascendió que se incorporarían Gerónimo «Momo» Venegas y Luis Barrionuevo, posibilidad que cuestionaron porque suponía una «duhaldización» de la cúpula.

Ese proceso quedó congelado. Anteanoche, Rodríguez Saá, Romero y Puerta se reunieron para discutir ese punto, pero decidieron dejarlo, temporalmente, en suspenso. Se analiza un esquema de ampliación según la representación territorial, pero el mismo es mirado de reojo por Das Neves y Solá.

De fondo, de manera reservada, ambos se enfrentan al dilema de un cambio de planes. El chubutense lo percibió nítidamente cuando detectó que sus referentes, tanto del interior del país como del conurbano, volvieron a la carga con la idea de competir en la primaria del PJ.

Das Neves fue, hasta septiembre, un defensor de esa idea pero luego aceptó el criterio de los demás presidenciables de competir en una interna propia. Ahora, en su espacio, regresó la propuesta de competir contra un candidato K por dentro del peronismo. Por lo pronto, hasta marzo, el gobernador no tomará ninguna decisión al respecto. Cerca de Solá analizan la misma posibilidad.

Dejá tu comentario