20 de octubre 2009 - 00:00

Definen hoy fecha de urnas barriales

Mauricio Macri y Gabriela Michetti, ayer, tras la reunión ampliada del gabinete de la Ciudad que se realizó en el Instituto Bernasconi de la Capital Federal.
Mauricio Macri y Gabriela Michetti, ayer, tras la reunión ampliada del gabinete de la Ciudad que se realizó en el Instituto Bernasconi de la Capital Federal.
Con al menos ocho años de mora, de acuerdo con el mandato constitucional, la Legislatura porteña pondrá hoy fecha a la primera elección de jefes comunales. Se trata de las urnas mediante las cuales los vecinos definirán, por barrio y con su voto, la conformación de las juntas de 7 miembros para cada una de las 15 comunas en que se dividió la Ciudad de Buenos Aires para descentralizar algunas funciones.

La Constitución porteña impuso que esa primera elección debía hacerse en 2001, pero por muchos años no hubo acuerdo entre los legisladores para definir la geografía de las comunas y una vez acordada, nunca se llamó a elección. Por eso intervino el Tribunal Superior de Justicia y obligó a la Legislatura a definir el calendario de la convocatoria que deberá hacer Mauricio Macri. Además, la ley de comunas impone que las papeletas deben ser exclusivas, es decir, separadas de la elección a jefe de Gobierno como de cualquier otra.

El PRO llegará hoy a la sesión especial con la propuesta de celebrar esos comicios zonales en 2011, con una fecha tope del 31 de octubre de ese año. El bloque del peronismo acompañará la idea de realizar las elecciones en 2011, tal como ya lo anticipó el PJ porteño, pero aún se discutirá si es correcto poner un plazo máximo para la votación o si se determina ya el día que se hará.

La Coalición Cívica viene reclamando la elección de comuneros en la fecha más inmediata posible, pero el macrismo estará en condiciones de reunir mayoría simple para posponer la votación a 2011. También otros bloques de la oposición intentarán imponer que se convoque el año próximo. La sesión especialmente convocada será animada por grupos de organizaciones no gubernamentales que reclamará se vote en 2010.

Macri rechaza no sólo la elección, sino la idea de las comunas, especialmente porque genera 105 cargos electivos nuevos. Por eso pensó en reformar la Constitución para cambiar ese capítulo.

Una vez que se definan las juntas barriales, la Ciudad comenzará un proceso de descentralización acotada, que en parte ya vienen realizando los Centros de Gestión y Participación que debutaron durante el Gobierno de Enrique Olivera, actual legislador de la Coalición Cívica, pero con las autoridades de los centros zonales son designadas por el Gobierno de la Ciudad.

Dejá tu comentario