D’Elía se unió a Quebracho para show contra Macri

Edición Impresa

Tras un paso por Tribunales, donde declaró en un juicio que le hizo Eduardo Duhalde, Luis DElía se puso al frente de una movilización por el centro porteño que tuvo como destino último las oficinas del Gobierno que encabeza Mauricio Macri, destinatario de la protesta de los piqueteros K.

La movilización comenzó sin el dirigente y con Milagro Sala al frente, la referente del grupo jujeño Túpac Amaru, que guió la columna desde 9 de Julio y Avenida de Mayo hasta la sede del Gobierno porteño, entre críticas al dirigente del PRO.

«Hoy se cumplen dos años de la gestión de Macri y venimos a reclamar para que deje de perseguir a los dirigentes sociales y que incluya en el plan de viviendas a los compañeros de la ciudad», afirmó Sala.

La movilización de los piqueteros K contra Macri contribuyó a una jornada de caos en la ciudad, infectada de cortes y marchas. La Policía custodió las columnas pero no impidió que se trasladen. Ya lo había anticipado Aníbal Fernández al sostener que la Policía no desalojaría la concentración.

Por eso, desde el Gobierno porteño se acusó al Gobierno de estar detrás de la protesta a lo que Horacio Rodríguez Larreta agregó ayer que «DElía es un patotero».

El piquetero, que está al frente de la Central de Movimientos Populares (CMP), le respondió con tono combativo, que «dará batalla en cada rincón de la Ciudad» contra la administración de Mauricio Macri.

A la movilización se sumaron aliados curiosos y recientes del piquetero K. Una columna de Quebracho se integró a la movilización convocada por el dirigente kirchnerista Luis DElía contra el Gobierno de Macri.

Los manifestantes de la agrupación Quebracho se acoplaron a las columnas de la FTV y el movimiento Túpac Amaru.

En otros puntos hubo, ayer, otras movilizaciones en la Ciudad de Buenos Aires, entre otras de trabajadores de Kraft que volvieron a cortar la Panamericana.

Dejá tu comentario