Destinos turísticos apuestan ahora a la capacitación outdoor

Edición Impresa

 ¿Es posible capacitar al personal empresarial en el corazón de la montaña? ¿O recorriendo bodegas, degustando vinos y probando los sabores típicos de la región? ¿Alguien hubiese imaginado que la capacitación de un grupo de trabajo podría incluir actividades de aventura como el rafting o travesías a caballo? Se trata de entrenamientos outdoor para empresarios, ejecutivos, personal de empresas y emprendedores. Los equipos organizadores están formados generalmente por profesionales en pedagogía, ciencias empresariales, y montañismo.

«Vienen desde toda la Argentina. Se trata de un formato de capacitación que resulta de una combinación entre la formación tradicional hecha a medida para empresas ('in company'), con ejercicios al aire libre y una metodología vivencial basada en el aprendizaje a través de la interacción directa. Se realizan actividades que combinan la competitividad deportiva, la diversión y el trabajo en equipo», cuenta Juan Pablo Marziani, director comercial de Kahuak, en Mendoza.

El elemento diferenciador de esta metodología es la realización del evento en un entorno fuera del confort de las oficinas, donde se busca potenciar una serie de habilidades y comportamientos útiles en el trabajo diario. «Es una experiencia compartida que implica trabajo conjunto en actividades no convencionales y que requieren un alto grado de interdependencia entre los participantes», asegura Marziani.

Los entrenamientos outdoor consisten en una serie de actividades y ejercicios al aire libre. Córdoba, San Luis, Tucumán, Salta, Buenos Aires y la mencionada Mendoza son pioneras en la actividad, aunque «poco a poco se van sumando nuevos destinos, como la Patagonia», aseguran los especialistas.

Oscar Honorato es instructor de OTSE (Outdoor Tutorial System Education). Reside en su natal San Miguel de Tucumán, pero trabaja -junto a un grupo de profesionales- recorriendo varias provincias del interior del país. «Es una actividad fascinante que se desarrolla con personal de empresas o en forma individual con empresarios, ejecutivos, emprendedores y profesionales». Honorato confiesa que «antes era común que una empresa de un determinado destino se trasladara a otro lugar para realizar entrenamientos outdoor, pero ahora, en tiempos de crisis, lo más frecuente es que la actividad se lleve a cabo en la zona donde la empresa tiene su sede».

Alberto Herrera es consultor independiente y docente de ADEN (Alta Dirección Escuela de Negocios). Realizó el entrenamiento en tres oportunidades y cuenta su experiencia: «Al principio fue muy novedoso e impactante, de hecho me ayudó a cambiar mi vida, porque la metodología no sólo trabaja aspectos de la vida profesional sino también sobre valores de la vida privada. La familia ocupa un rol fundamental».

Herrera recuerda que «estando por primera vez en la Cordillera, mi tutor me preguntó cuáles eran mis espacios de diálogo con mi esposa e hijos. ¡Quedé paralizado, no lo podía creer! Pero con el tiempo comprendí lo importante que fue esa primera charla íntima. Te das cuenta de que la realidad en la montaña es igual a la de todos los días. En la montaña uno atraviesa crisis, realiza esfuerzos titánicos, sortea desafíos». «En mi caso el entrenamiento outdoor me enseñó a resolver problemas de mi vida personal. Me encontré en situaciones límite, donde tuve que resolver de inmediato porque estaba en juego mi seguridad, y todo eso lo trasladé luego al día a día», sostiene Herrera, quien realizó dos outdoor en Córdoba y un curso durante un año en Mendoza.

Lo cierto es que aun en momentos difíciles como los que está atravesando el país, las empresas siguen apostando al crecimiento y al fortalecimiento de sus equipos de trabajo. La inversión en capacitación resulta fundamental, y en ese sentido, los entrenamientos outdoor arrojan resultados claramente visibles, según coinciden los consultados.





MÁs información

Kahuak: www.kahuak.com.ar

OTSE: www.otse.com.ar



- PROGRAMAS :

Hay cursos intensivos; eventos de uno a tres días con actividades de aventura y gastronomía, combinando charlas y conferencias indoor. También existen alternativas de mayor nivel de actividad, como cabalgatas de dos días, expediciones o campamentos de montaña, expediciones de 4x4 y programas temáticos (cursos de degustación de vinos, turismo arqueológico, turismo social). Las propuestas incluyen traslado, alojamiento, todas las comidas y bebidas, facilitadores y guías especializados en disciplinas de montaña, el desarrollo e implementación de dinámicas especiales y la logística completa.

Dejá tu comentario