Dólar “blue” pasó del auge al desplome: bajó un 8% en 15 días

Edición Impresa

La euforia duró poco. Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo, no pudo anunciar las medidas de alivio que esperaban los inversores y todo se derrumbó. Con este escenario cayeron todos los bonos y cupones de la Argentina a excepción del Boden 2015, el sucesor del Boden 2012, que logró subir un 0,56%. La cautela de los inversores hizo que el monto de negocios siga siendo modesto. En el Mercado Abierto Electrónico las operaciones sumaron $ 1.245 millones de los cuales $ 685 millones fueron para las Lebac y Nobac del Banco Central.

El Bonar X, que es el título que le sigue en preferencia al Boden 2015, perdió el 0,13%, un retroceso irrelevante que habla de la fortaleza de este título. Lo curioso fue que el Boden 2015 subió casi sin operaciones porque no había vendedores. A su vez, el Bonar X cedió con negocios por $ 100 millones, un monto que representa menos de la tercera parte de lo que mueve en un día normal. Entre el Boden 2015 y el Bonar X, habitualmente, se concentra un 40% de los negocios en títulos públicos.

Otro papel que tuvo una fuerte suba del 1,35% con escasos negocios, fue el de la provincia de Buenos Aires que vence en 2017. Estos papeles tienen cada vez más adeptos porque pese a que conllevan un alto riesgo, pocos creen que el Gobierno nacional permita un default en dólares porque el efecto dominó afectaría a todo el mercado financiero.

Para los cupones PBI tampoco fue una buena rueda, en particular para el emitido en dólares que bajó un 1,17%. El nominado en pesos tuvo una leve caída del 0,24%.

Los bonos en pesos tuvieron bajas generalizadas. La excepción fue el Discount, uno de los títulos del canje de la deuda, que con negocios por menos de $ 10 millones subió un 0,09%. En cambio el Bocon Pr 13 perdió el 1,48%. Tiene un rendimiento, si se calcula una inflación medida por el INDEC del 10%, de alrededor del 26% anual.

En tanto, en el Forex-MAE, la principal plaza mayorista, el monto de negocios sigue muy reducido por la ausencia de los exportadores. En esta oportunidad se negociaron u$s 61 millones. La divisa abrió a $ 4,595, pero sobre el final de la rueda aparecieron vendedores que lo hicieron retroceder a $ 4.587.

Banco Central

Como la tendencia era a la baja, la mesa de dinero del Banco Central hizo una aparición en el mercado de contado y se llevó u$s 30 millones con lo que consiguió que la divisa termine en $ 4,587. En las casas de cambio, el dólar continuó a $ 4,60 para la venta.

A pesar de las compras, las reservas del Banco Central cayeron nada menos que u$s 83 millones a u$s 46.717 millones porque sigue la salida de depósitos en dólares y por la caída del 0,78% del oro que cerró a u$s 1.589,40 por onza troy. Las reservas del Banco Central, además de dólares y euro, están compuestas por 68 toneladas de oro. En el mercado marginal siguió el retroceso del dólar marginal. El «blue» perdió 6 centavos y cerró a $ 6,21. Además de haber menor demanda porque los compradores que tienen pesos eligen los bonos medianos en dólares, la plaza marginal sigue alimentada por dólares que se suponen vienen del mercado oficial. Estos dólares son los que tiran abajo el precio del contado. Por eso la abundancia de vendedores es tan notoria, más cuando hoy se paga el Boden 2012. Una pequeña parte de esos u$s 2.300 millones se verán en el mercado desde la semana próxima.

Si bien la mayor parte de esos dólares tiene como destino cuentas del exterior, lo que quede en el mercado local hará subir a los bonos medianos y bajar el «blue».

Dejá tu comentario