El déficit comercial fue récord en noviembre: u$s1.541 millones

Edición Impresa

En 11 meses, el rojo acumulado es de u$s7.656 millones. Y prevén que llegará a u$s9.000 millones para fin de año. Cayeron las cantidades exportadas pese a suba de precios. Las importaciones crecen 30%.

La balanza comercial registró en noviembre un déficit de u$s1.541 millones, informó ayer el INDEC. De inmediato, los analistas destacaron que es el más alto de la gestión de Mauricio Macri y el mayor de la historia para un mes. Las importaciones siguieron creciendo, tanto por cantidades como por precio, muy por encima de las exportaciones, que se vieron golpeadas por las menores ventas del complejo sojero. Mientras que las compras al exterior volvieron a niveles récord de 2011, las ventas siguen un 30% por debajo de los valores de dicho año, por debajo incluso del valor exportado en 2009, en plena crisis internacional.

En lo que va del año, el rojo comercial ascendió u$s7.656 millones y se espera que cierre el año cerca de los u$s9.000 millones.

En noviembre, las exportaciones cayeron 4,9% interanual a u$s4.610 millones, ante la suba del 1,4% en los precios y la baja del 6,2% en las cantidades. Estos datos reflejan el estancamiento de las ventas al exterior, que en el año crecieron apenas un 1,2% interanual. El peor desempeño del mes se vio en las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario (MOA), que se hundieron un 16,8%, y de los productos primarios (-1%). En el primer caso se registraron mermas de hasta un 35%, en el caso del aceite de soja y del 18% en pellets y residuos de soja. A contramano, la exportación de combustibles y energía creció un 20,6%, mientras que la de manufacturas de origen industrial (MOI), un 4,4%. Para este último caso, "la debilidad de las exportaciones se trasladó a las MOI, con una caída en las cantidades exportadas de 1,3%", sostuvo la consultora Abeceb.

"Las ventas de vehículos automotores, que venían creciendo con fuerza, se redujeron -4,7% en la comparación interanual, en parte debido a una base de comparación alta en noviembre 2016", agregó.

Menos ventas a Brasil

Asimismo, la serie desestacionalizada muestra un escenario similar, "con una contracción de -2,4% de las exportaciones en noviembre contra el mes de octubre, la mayor caída mensual desde junio", añadió la consultora que encabeza Dante Sica. Además destacó que "a contramano de los últimos meses, las exportaciones a Brasil cayeron 3,4% en noviembre, con un pobre desempeño tanto de los alimentos como de los productos industriales". No obstante, "el deterioro de la balanza es generalizado. Más allá de la situación particular de Brasil, con un crecimiento lento a lo largo del año, los datos a noviembre reflejan un deterioro de todas las balanzas bilaterales del país, exceptuando los países del Medio Oriente", añadió. Es decir, empeoró la situación también con la Unión Europea, el NAFTA, China, ASEAN y Latinoamérica, entre otros.

Por otra parte, las importaciones se dispararon un 30,2% a u$s6.151 millones, tras una suba del 2,8% en los precios y del 26,6% en las cantidades. Para este caso, se registraron fuertes incrementos en todos los capítulos, que fueron liderados por las compras de combustibles y lubricantes (+45%), Resto (+38,9%) y Piezas y accesorios para bienes de capital (+35,5%). También registraron fuertes subas los vehículos automotores de pasajeros (+34,3%), los bienes de capital (+27,4%), los de consumo (+26,8%) y los intermedios (+25,7%).

Qué se importa

Desde Abeceb estimaron que "aunque los niveles de importaciones que se registran se acercan a picos históricos registrados en 2011 y 2013, vale la pena poner estos valores en perspectiva". "Tomando los valores importados en términos del PBI, los valores no resultan tan sorprendentes. En comparación con 2015, cuatro de siete usos económicos registraron un leve incremento en la relación entre importación y PBI en el período enero-noviembre, mientras los restantes usos se mantuvieron esencialmente sin cambios", estimó.

Sin embargo, "hay que considerar que los niveles de 2015 eran artificialmente bajos teniendo en cuenta las restricciones que se imponían sobre el sector externo", agregó.

Por eso, "es útil hacer una comparación contra un año con condiciones económicas más similares a las actuales, como el año 2011. Los niveles de importaciones sobre PBI actuales se encuentran en línea o incluso por debajo de los niveles que se registraban para el mismo período de ese año", resaltó. "La mayor caída en esta relación se registra en la importación de Bienes Intermedios que se encontraba en un nivel de 3,7% del PBI a 11 M 2011 y se ubica en 2,7% del PBI. Ninguno de los usos económicos registra un aumento significativo en las importaciones en términos del PBI para el período analizado respecto de 2011", concluyó.

Dejá tu comentario