El día después: arenga de Vidal y trasnoche de PRO

Edición Impresa

• VISITÓ LA OBRA DE UN PUENTE JUNTO A LARRETA, GRINDETTI, SANTILLI Y CANDIDATOS ELECTOS
La gobernadora encabezó una recorrida de gestión en el límite entre Villa Soldati y Lanús. Se mostró con Esteban Bullrich y Gladys González, los verdugos de Unidad Ciudadana en Buenos Aires. Balance de la expansión legislativa en oficinas del Bapro. La juventud macrista se desahogó en la madrugada del lunes en histórico antro bailable de la costanera.

El festejo privado de Cambiemos se extendió hasta altas horas de la madrugada del lunes. En Caix, histórico antro bailable de costanera norte, el staff de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal aflojó la tensión que significó el cierre de la campaña con un final incierto ante Cristina de Kirchner. "Lo mejor que nos puede pasar es que Cristina se siga presentando y siga perdiendo. Tenemos que convertirla en un Daniel Filmus pero a nivel nacional". Impiadosos y entonados, los jóvenes del PRO se desahogaron con música de pachanga en la disco que transitaron desde el lilito Fernando Sánchez, pasando por Pedro Robledo, Guillermo Riera, Valentín Díaz Gilligan -subsecretario general de la Presidencia-, Federico Suárez y hasta la diputada nacional Silvia Lospenatto, entre otros.

Superada la euforia de Cambiemos, la gobernadora de Buenos Aires juntó ayer por la tarde a su equipo en las oficinas del Bapro en la calle Bartolomé Mitre de Capital Federal para realizar un balance de la elección. Los números fueron contundentes. El oficialismo bonaerense sumó 15 diputados nacionales electos, abrochó el 56% de los legisladores provinciales que estaban en juego y ganó el 50% de los concejales que se postularon. La gobernadora, que se acostó temprano el domingo y madrugó para volver a trabajar, realizó ayer su primera recorrida oficial post elección en Lanús junto al intendente Néstor Grindetti (PRO), al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, su vice, Diego Santilli, el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia; los senadores nacionales electos por la provincia de Buenos Aires, Esteban Bullrich y Gladys González; los diputados nacionales electos, Graciela Ocaña, Guillermo Montenegro y Héctor "Toty" Flores; los diputados nacionales electos por la Ciudad de Buenos Aires, Carmen Polledo, Fernando Iglesias y Paula Oliveto; el legislador porteño electo porteño, Andy Freire, y el legislador y jefe de campaña de Vamos Juntos, Maximiliano Ferraro.

Cambiemos logró un despliegue territorial clave en el principal distrito electoral del país. Ganó 546 concejales mientras que Unidad Ciudadana de Cristina de Kirchner se llevó 373 ediles. Sergio Massa logró una cosecha más modesta con 105 concejales a nivel provincia y Cumplir de Florencio Randazzo capturó 43 concejales. El resto de los partidos se repartió otros 30 ediles para los concejos deliberantes.

La sumatoria de diputados provinciales también tuvo a los postulantes de Vidal como ganadores. Cambiemos logró 39 nuevos legisladores bonaerenses electos, Unidad Ciudadana quedó segunda con 24, 1País de Massa se llevó 5 y el Frente de Izquierda de los Trabajadores sumó uno. Con ese escenario que le permite arañar la mayoría propia tanto en Diputados como en el Senado bonaerense, Vidal inistió en su primera aparición post electoral en reclamar el fondo del conurbano. En el límite entre Villa Soldati y Lanús, la gobernadora indicó que "tenemos mucho para trabajar" para que Buenos Aires recupere las partidas correspondientes al Fondo del Conurbano, porque "la provincia necesita recibir lo que le corresponde, ni más ni menos".

Vidal precisó que "vamos a presentar seguramente esta semana el Presupuesto, una herramienta fundamental de gestión", y sostuvo que "somos un equipo de gente que la rema todos los días, que le puso el corazón y el cuerpo a esta campaña, que recorrió y visitó la provincia muchas veces". "Los protagonistas de la noche de ayer y de cada día cuando nos levantamos son los bonaerenses. No hay nadie más. Nosotros somos solamente sus representantes, ellos son nuestros jefes. Ellos esperan que trabajemos para resolver sus problemas concretos de todos los días. Entendimos el mensaje, no queremos que esto sea un cheque en blanco y vamos a seguir trabajando con toda la humildad para resolver los problemas", añadió.

Grindetti tuvo su propio festejo íntimo. Logró revertir el resultado de la PASO y se convirtió en el único intendente de la tercera sección electoral en ganar todas las categorías de la boleta. En Quilmes, Martiniano Molina también logró mejorar la performance de la PASO. Se impuso en los comicios para Diputados y en los municipales, aunque perdió en Senadores nacionales.

Dejá tu comentario