Empresas de consumo masivo, principales afectadas por la crisis

Edición Impresa

Tienen que desempeñarse en “un escenario inestable”, según un informe que presentó ayer la filial argentina de la calificadora Fitch Ratings.

Analistas de la calificadora Fitch Ratings se encuentran en el país para evaluar de primera mano la situación de las empresas argentinas y su evolución en un año con una economía a la baja. En este marco, presentaron algunos avances de su trabajo, en el que evidencian un "escenario inestable" para las compañías argentinas, principalmente en lo que hace a Consumo y Retail.

Fitch hizo ayer una presentación sobre sus perspectivas sobre la calificación de las empresas locales. Allí, sus analistas señalaron que el 70% de las empresas tiene una calificación "estable". Sobre los sectores con baja calificación, argumentaron que hubo "un cambio drástico en las expectativas de la demanda y deudas locales".

Entre algunos de los aspectos que la calificadora monitorea, está la disponibilidad de fondos, reformas en infraestructura, gobierno y marcos institucionales, entre otros. En este marco, afirmaron que en los últimos cuatro meses, "las empresas tuvieron que adaptarse muy rápido a una volatilidad muy alta". Entre los problemas que identificaron, también señalaron la necesidad de adquirir "deuda para financiar sus planes de inversión". "Fue un shock muy fuerte en poco tiempo, y sectores que estaban en expansión fueron decreciendo", advirtieron.

Las perspectivas a futuro, sin embargo, no mejoran: Fitch considera que la demanda va a continuar cayendo y que los niveles de liquidez siguen siendo débiles.

Luego de la conferencia, Ámbito Financiero participó de una rueda de prensa con el equipo de analistas de la división Corporativa de Fitch, entre ellos Richard Hunter (Global Head Corporate Finance), Daniel Kastholm (Director Corporate Finance), Douglas Elespe (Presidente de FIX) y Cecilia Minguillón (Senior Director de Fix). En este marco, los analistas coincidieron en que "Argentina está en el camino correcto", pero aún consideran que invertir en el país conlleva un "riesgo muy alto".

"No hay un problema de financiación, el sector financiero no presenta problemas y está sano, pero observamos una suba en la mora, producto de la recesión", señalaron respecto a las compañías locales.

Dejá tu comentario