Estalló Cambiemos: PRO y la CC exigen que UCR no use sello

Edición Impresa

Los esfuerzos de la Casa Rosada en pos de listas de consenso en las provincias cayeron en saco roto en tierra chaqueña, con una tensa y pionera ruptura que podría replicarse en otros distritos.

El tenso cierre de listas de candidatos a diputados provinciales de la medianoche del sábado hizo estallar a Cambiemos en Chaco: la UCR se quedó con la hegemonía de las ristras y, en reacción, el PRO y la Coalición Cívica-ARI -los dos socios ninguneados- se presentaron ayer ante el Tribunal Electoral para anunciar su retiro de la alianza y reclamar que el centenario partido no pueda usar ese sello en las PASO provinciales del 4 de junio.

La embestida fue encabezada por el diputado provincial y titular del PRO de Chaco, Luis Obeid, y por la diputada nacional Alicia Terada, referente de la Coalición Cívica-ARI provincial, altamente disconformes con el destrato que les propino el radicalismo en tierra chaqueña.

En ese distrito se impuso finalmente el orden en las listas fogoneado por el exmandatario y actual titular del interbloque de senadores nacionales de Cambiemos, el ucerreísta Angel Rozas, quien con ese posicionamiento duro cosechó fuerte malestar en despachos macristas nacionales.

Pese a las intensas negociaciones de última hora y de los esfuerzos desde las carteras de Rogelio Frigerio y Marcos Peña en pos de un entendimiento, los dirigentes del PRO y de la Coalición Cívica-ARI quedaron finalmente relegados al octavo y noveno lugar de la lista principal, en rol cuasi-decorativo.

De esa forma, la aspiración de Mauricio Macri de arribar a listas de consenso en las provincias terminó por dibujar un escenario de tensa y pionera ruptura en Chaco, que podría replicarse en otros distritos y que generó nuevos resquemores en filas del PRO nacional frente a potenciales nuevos focos de rebeldía radical.

"La Coalición Cívica y el PRO no quisieron aceptar los lugares ofrecidos; si no les gustaba esta lista, tendrían que haber presentado otra lista en las PASO", disparó ayer, en reacción, el jefe del interbloque de diputados provinciales de Cambiemos, el radical Carim Peche, quien buscará su reelección.

Con los plazos de oficialización de candidatos ya expirados, de esta manera el PRO y la Coalición Cívica-ARI -las fuerzas que lideran a nivel nacional Macri y Elisa Carrió- no elevarán postulantes para la renovación de la Legislatura provincial, en el distrito que gobierna el justicialista Domingo Peppo (Chaco Merece Más).

En su presentación de ayer ante el Tribunal Electoral, los dirigentes del PRO y la Coalición Cívica-ARI remarcaron que la alianza electoral Cambiemos fue conformada en el plano nacional para competir en las elecciones presidenciales de 2015, que terminaron en la unción de Macri.

Pero en el ámbito chaqueño no lograron arribar en las últimas horas a un consenso para las elecciones de diputados provinciales, que tendrán su Primaria Abierta, Simultánea y Obligatoria el 4 de junio, y las generales el 23 de julio.

"En atención al incumplimiento de los acuerdos políticos celebrados, nos vemos en la obligación de denunciar la alianza y retirarnos de la misma", argumentaron, ante ese nuevo escenario, en el escrito presentado ayer.

En esa línea, además exigieron que el resto de las fuerzas que integran esa coalición electoral -por la UCR y por Fe, del "Momo" Venegas- no puedan utilizar el nombre de la alianza electoral transitoria Cambiemos en las urnas.

Tal como lo informó ayer Ámbito Financiero, sobre la medianoche del sábado, Cambiemos presentó dos listas de candidatos a diputados provinciales en Chaco.

La principal está encabezada por Peche, mientras que el segundo lugar quedó en manos del actual delegado Regional de Anses, Leandro Zdero (que la Casa Rosada quería en primer lugar), y el tercero fue para Carina Batalla.

La segunda lista, en tanto, fue presentada por Encuentro Cívico, con Germán Perelli, Fabiola Silva y Ricardo Rosales a la cabeza.

Dejá tu comentario