Film evocativo inglés que nos toca de cerca

Edición Impresa

 La Primera Guerra Mundial motivó en 2014 en Gran Bretaña dos evocaciones de diversa índole: un corto publicitario recordando la famosa tregua de Navidad de 1914, y el largo "The Battles of Coronel and Falkland Islands", restaurado y presentado en función de gala en el Queen Elizabeth Hall.

El corto, de espíritu conciliador y navideño, se convirtió en suceso internacional en Youtube: soldados ingleses y alemanes confraternizan por unas horas y se intercambian regalos, ocasión en que se destaca una determinada marca de chocolate. En cambio, el espíritu del largo es patriotero y su historia nos toca de cerca, ya que describe la batalla naval del 8 de diciembre de 1914 frente a las costas de Malvinas, entre doce naves de guerra de ambos países. Ahí solo se intercambiaron cañonazos.

La batalla de Coronel, o del Día de Todos los Santos, se libró en aguas territoriales chilenas frente a la Bahía de Coronel, entre la flota del almirante alemán Maximilian von Spee, y una flota británica que había pedido refuerzos inútilmente. "Con lo que tiene es suficiente", respondió el Jefe de Estado Mayor los pedidos del almirante Christopher Cradock. Al atardecer de ese día, dos cruceros británicos, con 1654 marinos, incluyendo a Cradock, yacían en el fondo del océano. Desde 1741, la Royal Navy no había perdido jamás una batalla, y menos de esa forma.

Von Spee quiso entonces invadir las Malvinas, pero allí lo esperaban siete naves ansiosas de venganza, incluyendo los cruceros "Invincible" e "Inflexible". La sorpresa obró esa mañana a favor de los ingleses, que hundieron cuatro naves, dejando apenas 25 alemanes vivos. Sólo el crucero liviano "Dresden" logró escapar, llevando entre sus oficiales al luego famoso almirante Canaris. Trágicamente, entre los muertos de ese día estaban el almirante von Spee y sus dos hijos, oficiales de otros tantos barcos. En aquel entonces, los capitanes se hundían con sus barcos.

Realizada en 1927, "The Battles of Coronel and Falkland Islands" es la mayor superproducción del cine mudo inglés. No se usaron trucos ni maquetas, sino auténticos barcos de la Royal Navy disparando auténticos cañonazos en las costas de la isla de Malta a modo de costa chilena, y las islas Scilly, en el límite del Canal de la Mancha, a modo de costa malvinense. Sólo hubo unos pocos interiores en estudios. Exito de público en su país, la crítica destacó además la belleza de las máquinas, las diagonales, el ritmo de los pies sobre cubierta, el reflejo del agua, etc., y puso este docudrama al nivel de "El acorazado Potemkin". Para "The Observer", era, "sin discusiones, la mejor película que haya hecho un director británico". El director era Walter Summers, hoy olvidado, entonces apreciado autor de comedias, películas de misterio y cortos de instrucción militar. Fue marino durante la guerra, por eso el Almirantazgo lo eligió para hacer ésa y otras varias películas anteriores sobre batallas exitosas. De hecho, "The Battle..." es una versión "oficial", e ignora las masacres cometidas sobre los alemanes rendidos en cubierta. En pocas palabras, le falta el equilibrio moral de Powell y Pressburger cuando contaron "La batalla del Río de la Plata" (el hundimiento del acorazado "Graf Spee" frente a Montevideo en 1939).

De esa obra se hizo en 1932 una versión sonora. Después, el negativo en nitrato se fue arruinando. Para recuperarla, el BFI National Archive trabajó con la segunda generación de una copia positiva, y, tras largos meses de restauración digital recreando incluso fotogramas perdidos, culminó su tarea haciendo un nuevo negativo 35 mm., y presentando el resultado en función de gala en el Queen Elizabeth Hall, con nuevo fondo musical especialmente interpretado por 24 miembros de la Band of Her Majesty's Royal Marines, en memoria de 24 miembros de la misma banda que perdieron su vida en la primera batalla.

Esta versión restaurada de "The Battles..." se difundió luego en 23 ciudades importantes de Inglaterra, y ya se anuncia su salida en DVD y Blu-ray.

Dejá tu comentario