25 de enero 2017 - 00:00

Gobernadores postergan paritaria a la espera de cumbre en Buenos Aires

La decisión de Macri de cancelar el round con Nación por el piso salarial genera fuerte preocupación entre los mandatarios.

Gobernadores postergan paritaria a la espera de cumbre en Buenos Aires
En medio de la creciente presión de docentes locales en pos de aumentos de al menos el 35%, los gobernadores dilatan el inicio de las negociaciones con los gremios a la espera de la autoconvocada cumbre de mandatarios de la próxima semana -que se desarrollará entre el jueves y el viernes en Buenos Aires-, en la cual buscarán consensuar un techo a los incrementos del sector.

La estrategia está ligada a la decisión de Mauricio Macri de imprimir un giro en la paritaria federal con los maestros, que se abocará desde ahora sólo a las discusiones de corte laboral y dejará de definir la suba del piso salarial de los docentes a nivel país.

Por eso ayer remarcaron a este diario desde la Casa Rosada que no habrá representantes del Gobierno nacional en ese cónclave.

Entienden en muchos Ejecutivos provinciales que el volantazo en la pulseada federal los privará de una pauta salarial tope que los contenga frente a la voracidad sindical, con el riesgo de que algunos distritos se desmarquen y apliquen incrementos imposibles de calcar en sus territorios.

"Aún no es prudente hablar de porcentajes y lo mejor es esperar cómo se desenvuelve la negociación nacional; para ello también pedimos a los gremios que tengan en cuenta en su propuesta el porcentaje de la inflación, que ahora va por el 23%", señaló el ministro de Hacienda del justicialista sanjuanino Sergio Uñac, Roberto Gattoni, en la antesala del encuentro de la semana que viene.

Frente a la incertidumbre en las provincias, desde despachos nacionales destacan que la pauta quedará en rigor marcada a partir de la vigencia desde el año pasado de una cláusula que de manera automática incrementa 20% el piso del sueldo respecto del monto del salario mínimo, vital y móvil.

Esa mirada va en línea con la suba de entre el 17% y el 20% que alientan desde la Casa Rosada en los encuentros con gobernadores e intendentes para encarar las paritarias provinciales y municipales.

La preocupación de los mandatarios es doble: buscan esquivar una catarata de paros en el inicio del ciclo lectivo previsto para el 6 de marzo pero además -y fundamentalmente- intentan proteger las finanzas provinciales, ya que el round con los maestros suele ser el caso testigo para encarar luego las conversaciones con el resto de los sindicatos de la administración pública.

Pero esa pretensión está muy lejos de la mirada de los gremios docentes, desde donde anticipan el reclamo de incrementos de al menos el 35%, en pos de recuperar parte de los entre 6 y 9 puntos porcentuales de poder adquisitivo perdidos el año pasado.

Con este telón de fondo, las convocatorias oficiales a los docentes en las provincias se apilan para los días posteriores al cónclave de gobernadores.

Por caso, el socialista santafesino Miguel Lifschitz aseguró ayer que "en las próximas semanas" arrancará el diálogo con los maestros, que rechazan la posibilidad de un incremento del 20%.

"Estamos totalmente abiertos para conversar y analizar distintas alternativas", sostuvo, además de remarcar que "cada provincia tendrá su criterio porque por decisión del presidente Mauricio Macri no vamos a contar con la paritaria nacional que nos servía como referencia".

En febrero

Por su parte, el justicialista entrerriano Gustavo Bordet adelantó ayer que se convocará "a paritarias a todos los gremios, docentes y también de la administración central, para poder tener un espacio de discusión salarial a través de paritarias a inicios de febrero".

En paralelo, la bonaerense macrista María Eugenia Vidal podría llamar en la semana del 6 de febrero al Frente Gremial Docente -integrado por SUTEBA, FEB, UDA, SADOP y AMET- y a UDOCBA. Ya hay un antecedente: Vidal con los estatales cerró un acuerdo salarial del 18% para 2017, en cuatro tramos ajustables automáticamente en función de la inflación relevada por el INDEC, que replicarían con los maestros.

En la previa, ya el secretario general de SUTEBA, Roberto Baradel, advirtió que el inicio del ciclo lectivo "está en riesgo" ya que "está demorado el llamado a paritarias".

No ven con buenos ojos los docentes el traslado de la propuesta del 18% al sector.

Tampoco adhieren, en rigor, los trabajadores municipales, frente a la intención de Vidal de que los intendentes apliquen esa fórmula en las negociaciones con los empleados comunales que se vienen, en un intento de contener el gasto en el interior de la provincia.

Dejá tu comentario