Gobierno confía en recomposición del stock vacuno

Edición Impresa

La tendencia de recomposición del stock de ganado vacuno se acentuará en los próximos meses como consecuencia de diversas medidas de estímulo, en especial a los productores dedicados a la cría, según confiaron ayer funcionarios del Ministerio de Agricultura de la Nación.

«La estrategia es producir más kilos de carne por cabeza, lo cual resulta naturalmente ante la ecuación económica dada por la relación de precios entre terneros de invernada y novillos para faena», explicaron fuentes de la cartera.

Los funcionarios del área señalan que la cría fue «el eslabón más afectado de la cadena, luego de la extrema sequía sufrida en las zonas productoras en 2007-2009». Esta situación incrementó el nivel de faena de hembras durante 2009, principalmente en la categoría de vacas, lo cual se potenció por la disminución de los niveles de eficiencia de los vientres que no fueron faenados.

Ante esa situación, a partir de 2010 disminuyó la oferta de terneros de invernada, los utilizados para entrar en etapa de engorde, tanto a pasto como en forma intensiva (feedlot), y generó una importante suba de precios en la categoría.

En el Ministerio de Agricultura anticiparon que la zafra de terneros de invernada de este año va a ser similar a la del año pasado, en número de cabezas. Hacen notar, sin embargo, que «en esta ocasión hay precios que les permiten a los engordadores a corral volver a poblar los feedlot, lo cual fue imposible en la primavera pasada».

Con respecto al aumento de existencias ganaderas, los funcionarios confían en el impacto de tres medidas directas adoptadas por el Gobierno nacional en los últimos meses.

Destacan en ese sentido la pauta de peso mínimo de faena, por un lado, y por otro la creación de la nueva categoría denominada «macho entero joven», que incluye animales que mejoran la eficiencia de conversión del alimento en carne.

Otro factor clave de respaldo a los productores ganaderos, agregan las fuentes oficiales, es «la política crediticia de bancos estatales, que este año otorgarán asistencias de hasta 3.000 millones de pesos».

«De ese modo se duplicará largamente el nivel de asistencia otorgado por esas entidades financieras, con respecto a los préstamos otorgados en 2010», calcularon los funcionarios consultados.

El Ministerio de Agricultura, por lo pronto, suscribió convenios con los bancos de la Nación Argentina, Provincia de Buenos Aires y Provincia de La Pampa, para conceder créditos a 8 años con uno de gracia y subsidio de 6 puntos por parte de la cartera.

Ya el año pasado el BNA puso en marcha una línea crediticia por $ 900 millones en similares condiciones de plazo y tasa. A su vez, el banco bonaerense implementó en 2010 préstamos para inversiones en ganadería por 300 millones y lanzó otra línea para capital de trabajo de hasta 80 millones.

Dejá tu comentario