Histórica subasta de afiches de cine

Edición Impresa

Los lotes incluyen un raro póster de “Rebeca, una mujer inolvidable”, de Alfred Hitchcock, realizado en la Argentina para Artistas Unidos.

A partir de mañana, tras exhibirlo a lo largo de todo el mes, Sotheby's de Londres rematará online un impresionante lote de afiches de cine, desde el primero del mundo, impreso a fines de 1895, hasta el original de "El hombre araña" de 2004. También hay exhibidores del dibujo "Popeye" de 1938, postales de "Sunset Boulevard" y "Peter Pan", la foto original de Marilyn Monroe en Tobey Beach, 1949, y otros materiales de interés para coleccionistas de cine, pero la gran atracción son los afiches.

Ahí destacan algunos autografiados, como "El hombre del brazo de oro" con la firma de Saul Bass, "Harry el sucio" firmado por Bill Gold (de quien también se remata el original de "La naranja mecánica"), y "Star Wars" firmado por Harrison Ford, Mark Hamill y Debbie Reynolds en nombre de su hija. También, rarezas como los suecos de "Inspiración", 1931, y "King Kong", 1933, el primer Festival de Cannes, 1946; el "Dr. Insólito" dibujado por Tomi Ungerer, el poster hecho en Hong Kong de "Operación Dragón", 1973, varios de la Pantera Rosa, desde 1963 hasta 1978, otros de las películas de James Bond, clásicos de Marlene Dietrich, Orson Welles y Disney, "Godzilla" y "Forbidden Planet", ambos de 1956, "Qué bello es vivir", "Día de fiesta", los italianos de "La dolce vita" y "El bueno, el malo y el feo", etcétera. Inclusive uno argentino, hecho por encargo de la distribuidora local de Artistas Unidos para el lanzamiento de "Rebeca, una mujer inolvidable", de Alfred Hitchcock, 1940.

Pero la joya del remate es la litografía que los Lumière encargaron a Henri Louis Brispot para poner en la puerta del Grand Café de París, rue des Capucines 14, donde el 28 de diciembre de 1895 exhibieron sus películas por primera vez en público. Se trataba de apenas diez cortos, dispusieron 100 sillas y hubo sólo 33 personas, pero el asombro ante las imágenes en movimiento fue tan grande, que ya en enero concurrían hasta 2.000 personas por día (a un franco la entrada). De entonces data el segundo afiche, donde una familia se descostilla de risa ante el corto "El regador regado". Este afiche ya es de otro artista, Marcellin Auzolle. A propósito, cabe recordar que el programa no exhibía "La llegada del tren a la estación" (filmado posteriormente), de modo que en esas funciones nadie se espantó ni saltó despavorido, como dicen algunas leyendas. Hubo, es cierto, una dama asustada ante la "Salida de los obreros de la fábrica", pero eso es todo.

Ahora el afiche de Henri Brispot, el primero de la historia del cine, será puesto en venta con una base de entre u$s 52.000 a u$s 77.000. Buena propaganda para un artista cuyos dibujos y óleos levemente satíricos están siendo nuevamente revalorados. "La bella del Parc Monceau", "50 años de servicios", "El buen burgués", son deliciosos (y maliciosos) retratos de su época, y acaso también fueron escuela para el memorable Medrano de los "Grafodramas" que publicaba "La Nación".

Dejá tu comentario