Inédito: Credit Suisse pagará u$s 2.600 M

Edición Impresa

Washington - El banco suizo Credit Suisse acordó pagar una multa de más de u$s 2.600 millones al Gobierno estadounidense y declararse culpable de ayudar a evadir impuestos y capitales, informó ayer el Departamento de Justicia. El acuerdo se da tras largas negociaciones con el Departamento de Justicia, la Reserva Federal y el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York. Ésta es la primera vez en casi dos décadas que un banco admite su culpabilidad en un caso penal en Estados Unidos, algo que no se daba desde 1995, cuando el japonés Daiwa Bank reconoció ser culpable de ocultar pérdidas a los reguladores. Además, el monto de la multa es el más alto en un caso penal de impago de impuestos de la historia del país (en 2009 el banco UBS acordó pagar por ayudar a estadounidenses a evadir el pago de impuestos u$s 780 millones).

Credit Suisse creó cuentas secretas en el extranjero, ocultó información a reguladores y no siguió ni los pasos básicos que requiere la ley para que sus clientes más ricos no pagaran impuestos, aseguró el secretario de Justicia, Eric Holder. Esto debe mandar un mensaje de que no vamos a tolerar estos comportamientos y se les perseguirá de manera penal. No hay institución financiera, independientemente de tamaño y ámbito internacional por encima de la ley, afirmó Holder.

La acusación de delito grave presentado en la Corte federal del distrito de Alexandria, Virginia, asegura que el Credit Suisse actuó de forma ilegal, voluntaria, intencional y de manera conscientemente conspiratoria para ayudar a ciudadanos estadounidenses a preparar y presentar declaraciones de impuestos falsas. El Departamento de Justicia afirmó que el banco suizo ayudó a las personas a ocultar los ingresos en las cuentas falsas, destruyó registros de cuentas y entregó en mano el dinero de las cuentas para ayudar a los clientes a evadir impuestos y a blanquear capitales.

El Gobierno estadouni-dense, la Reserva Federal, la Agencia de Recaudación de Impuestos (IRS) del estado de Nueva York recibirán las compensaciones millonarias en concepto de pago de multas y para restituir el daño fiscal ocasionado.

La multimillonaria multa a Credit Suisse se suma a los u$s 196 millones pagados por un caso relacionado después de que la Comisión de Valores (SEC) acusase al banco suizo de proveer servicios que no registraba ante los reguladores. El acuerdo del pago de esta última multa se da para evitar que la investigación del Gobierno estadouni-dense desembocase en una condena penal, que afectaría profundamente a los negocios de la entidad, al no poder operar en algunas áreas por tener antecedentes. Una investigación del Senado estadounidense determinó en febrero pasado que el gigante financiero Credit Suisse facilitó la evasión de impuestos por valor de miles de millones de dólares de sus clientes estadounidenses a través de dudosas tácticas entre 2001 y 2008. En 2006, Credit Suisse contaba con cerca de 22.000 cuentas bancarias de clientes estadounidenses por valor de u$s 13.500 millones, de las que el 95% no estaban registradas en la IRS.

Pese a las peticiones de políticos suizos para que la cúpula de poder en Credit Suisse dimita, el jefe ejecutivo, Brady Dougan, y el presidente, Urs Rohner, se mantendrán en sus puestos de responsabilidad. Ahora la Justicia estadounidense anunció el procesamiento de ocho banqueros del Credit Suisse por haber creado un programa de evasión fiscal en el extranjero para sus clientes estadounidenses que funcionó durante varios años.

Agencias AFP y EFE

Dejá tu comentario