La Argentina presidirá Conferencia Regional de la FAO por dos años

Edición Impresa

La Argentina presidirá la Conferencia Regional de la FAO (el organismo para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas) durante los próximos dos años, según lo anunciaron el director general de la organización, Graziano da Silva, y el viceministro de Agricultura, Lorenzo Basso. Fue en una rueda de prensa en el Palacio San Martín, en el final de la XXXII Conferencia Regional para América Latina y el Caribe.

Basso fue elegido presidente de la Conferencia Regional para los próximos dos años hasta que haya un recambio en Chile.

Logros

El funcionario argentino abrió la reunión con el periodismo al remarcar los logros de la sesión de la Conferencia Regional que tuvo 299 participantes de los 33 países -sólo uno, Surinam, no participó-, hubo 18 ministros y 37 viceministros en las 32 delegaciones.

Graziano da Silva admitió que en su transcurso se definió el nuevo rol que tiene la Conferencia Regional en la FAO. Además, consideró positivo que «es la primera región del planeta en poner una fecha, el año 2025, para enfrentar el hambre».

El otro tema que ocupa a la región son las implicancias del cambio climático, situación que «en el Caribe se percibe con los huracanes y en Sudamérica con la alternancia de inundaciones y sequía».

Para el director general de la FAO, el «tercer tema es la agricultura familiar, ya que los gobiernos han comprendido que el problema es parte de la solución para el hambre».

Sanidad

«Es un tema de cultura, de valores porque incluye a la agricultura indígena y a productos que no son commodities como el amaranto y la quinua», señaló. Mientras, definió como el cuarto tema a la «sanidad e inocuidad».

La región es «el granero del mundo» y además «exportador de carne» e incipiente proveedor de pescado, por lo tanto «es necesario combatir enfermedades como la aftosa o la gripe aviar», pero también vigilar la manipulación y calidad de alimentos, dijo.

Otro de los puntos en los que hubo coincidencias fue en apoyar los programas productivos de Haití, país que se reconoció está en proceso de reconstrucción.

Haití, según el titular de la FAO, enfrenta el proble-ma de la falta de coordinación de las diferentes ayudas humanitarias que recibe y donde cada cual planta «su bandera».

La Conferencia Regional de la FAO fijó cinco prioridades, una de las cuales es apoyar la iniciativa América Latina y Caribe sin hambre. «Esta iniciativa pertenece a los países y debe ser abrazada por todos: los gobiernos, los parlamentos, la iniciativa privada, la sociedad civil y la academia, porque la lucha contra el hambre no puede ser sólo el compromiso de un Gobierno, tiene que ser una decisión tomada por toda una sociedad», dijo Graziano da Silva.

Cooperación

También incentivar la cooperación Sur-Sur y la integración regional así como el apoyo a la pesca, acuicultura y la actividad forestal.

«Los desafíos que el mundo enfrenta hoy están cada vez más interconectados. No se puede hablar de seguridad alimentaria sin hablar de cambio climático, de desarrollo sin sostenibilidad, o de inclusión social sin hablar de precios de los alimentos», señaló Graziano da Silva.

Basso, ante una pregunta, admitió que en la conferencia se reconoció que la suba de precios de los commodities y la volatilidad son factores que complican la seguridad alimentaria.

Dejá tu comentario