La ONU reclamó al país más libertad sindical y nuevo Consejo de jueces

Edición Impresa

Naciones Unidas difundió ayer un informe de su Comité de Derechos Humanos donde cuestiona a la Argentina por la falta de libertad sindical y el desequilibrio en la composición del Consejo de la Magistratura. El documento llega en un momento crítico para el Gobierno de Cristina de Kirchner justo cuando la oposición está a punto de emitir en la Cámara de Diputados un dictamen para modificar la integración del órgano encargado de seleccionar y remover a los jueces.

«El Comité observa con preocupación que, a pesar del principio contenido en el artículo 114 de la Constitución respecto al equilibrio que debe imperar en la composición del Consejo de la Magistratura, existe en el mismo una marcada representación de los órganos políticos allegados al Poder Ejecutivo, en detrimento de la representación de jueces y abogados», advierte el informe. Esta observación alimentará la embestida opositora para abandonar la actual conformación de 13 miembros y volver a los 20 integrantes originales, privando así al kirchnerismo de ejercer su poder de veto a la hora de nombrar o desplazar jueces.

El documento se apoya también en un fallo de la Corte Suprema de Justicia que ordenó reconocer la personería jurídica de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) para evitar el monopolio sindical de la Confederación General del Trabajo (CGT) de Hugo Moyano. «Preocupa al Comité el rechazo al reconocimiento de personería gremial a la Central de Trabajadores Argentinos, teniendo en cuenta que el Estado es parte en el Convenio nº 87 de la OIT sobre libertad sindical y la existencia de un fallo de la Corte Suprema contraria al monopolio sindical. (Artículo 22 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos). El Estado Parte debe tomar medidas encaminadas a garantizar la aplicación en el país de los estándares internacionales en materia de libertad sindical, incluido el artículo 22 del Pacto, y evitar toda discriminación en la materia».

Amante confesa del multilateralismo, Cristina de Kirchner sufre ahora las recomendaciones de las Naciones Unidas que impactan de lleno en la coyuntura política de un Congreso dominado por la oposición y también del denominado «partido judicial». Más allá del fallo de la Corte Suprema, el reclamo por la libertad sindical de la CTA también desembarcó en la Cámara de Diputados donde aliados oficialistas de centroizquierda como Martín Sabbatella presentaron un proyecto de ley para reconocer la personería jurídica de esa central alternativa a la CGT moyanista.

También hubo advertencias de Naciones Unidas en relación al federalismo, otro tema que domina las discusiones de cabotaje en el Senado.

En el saldo positivo del informe aparece el impulso, aunque lento, a las causas judiciales por delitos de lesa humanidad: «Aunque el Comité toma nota con agrado de los avances en la tramitación de las causas de los responsables de graves violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar, observa con preocupación la lentitud en el avance de las mismas en las diferentes etapas, incluida la casación, especialmente en algunas provincias como Mendoza».

Los casos de gatillo fácil y de abuso de menores también merecieron un párrafo aparte en el documento de la ONU: «El Comité expresa nuevamente su preocupación por la subsistencia de normas que otorgan facultades a la Policía para detener personas, incluidos menores, sin orden judicial anterior ni control judicial posterior y fuera de los supuestos de flagrancia, por el único motivo formal de averiguar su identidad, en contravención, entre otros, del principio de presunción de inocencia».

La única reacción oficial al estudio del Comité de Derechos Humanos de Eduardo Luis Duhalde llegó ayer desde la Secretaría de Derechos Humanos quien señaló que el informe del «no contiene condenas relativas a la situación de los derechos humanos en el país, sino que, luego de resaltar los numerosos avances producidos en la materia, formula recomendaciones sobre distintos aspectos».

Dejá tu comentario