Laberinto de una grande

Edición Impresa

Jornada de ganancias en la Bolsa de Nueva York, liderada por los sectores de energía y tecnología que llevaron a los mercados a máximos históricos a partir del lunes por la tarde. En el frente energético, los futuros del petróleo crudo WTI se recuperaron de una liquidación previa al mercado para cotizar hasta un 2,5%, ya que las preocupaciones de que las diversas cancelaciones de viajes pudieran impedir la recuperación de la demanda de petróleo a corto plazo se desvanecieron y la esperanza sobre la demanda resurgió.

El sector tecnológico cotizó al alza sin noticias específicas y ha sido más generalizado, con Apple Inc liderando el Dow con una ganancia de l.8%, y Tesla Inc siendo una de las empresas con mejor desempeño en el S&P 500 con un alza del 4.2%, el resto del mercado acompaño.

El índice Dow Jones de Industriales finalizo en 36302,38 puntos ganando el 0,98% el S&P500 se situó en 47191,19 puntos subiendo el 1,38 % y el Nasdaq Composite apreciándose el 1,39% llego a los 15871,26 puntos. Evergrande la desolada empresa china entregará en lo que queda del mes, casi cuatro veces el número de casas a los compradores que en los tres meses previos, según su presidente, pese a que el gigante inmobiliario arrastra deudas impresionantes.

“Con casi 300.000 millones de dólares en deudas, Evergrande ha luchado por pagar a los tenedores de bonos e inversionistas después de sufrir el efecto de las medidas restrictivas de Pekín para controlar la expansión del sector inmobiliario”.

“Solo quedan pocos días en este mes, debemos acelerar para asegurar la entrega de 39.000 unidades en su transcurso” enfatizaron ejecutivos de la empresa. Las casas nuevas están repartidas en 115 proyectos.

En meses recientes, la empresa ha dicho que terminará los proyectos inconclusos y los entregará a los compradores, en un desesperado intento de salvaguardar sus deudas, pese a que dejó impago más de 1.200 millones de dólares este mes.

Intentos previos de pagar a proveedores y contratistas provocaron protestas de compradores e inversionistas en la sede del grupo en Shenzhen en septiembre. El gobierno provincial de Guangdong, donde tiene sede la firma, supervisa el proceso de restructuración de la deuda de Evergrande, mientras que el banco central chino, que atribuyó los problemas de la firma a “mal manejo y expansión ciega”.

Dejá tu comentario