Lanzó la AFIP otra moratoria: ahora por deudas desde 2008

Edición Impresa

El Gobierno anunció ayer una nueva moratoria, entonces para deudas impositivas, previsionales y aduaneras correspondientes a 2008 y hasta el 31 de octubre de 2009. Lo anunciaron ayer el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, y el ministro de Economía, Amado Boudou. La operatoria estará vigente hasta el 28 de febrero y tendrá un plazo de pago de hasta 24 meses sin anticipo. La tasa de interés anual será del 9,6%. En la AFIP calculan que beneficiará a unos 800 mil contribuyentes que suman deudas por un total de $ 8.400 millones.

Se trata de una medida que reclamaban principalmente las pymes, ya que en las moratorias lanzadas este año no se incluían las últimas deudas. Pero a la vez, como a todos los planes de facilidades, se la critica porque desinsentiva el pago regular de los contribuyentes. Echegaray resaltó que la nueva propuesta constituye una «medida fiscal anticíclica» con el fin de que «todos los contribuyentes puedan ponerse en condiciones» frente al fisco.

De los 800 mil contribuyentes que pueden adherir al programa, el 70% pertenece a personas físicas, mientras que el 30% restante a personas jurídicas. Según datos de la AFIP, el 24% de las deudas proviene del sector comercial, mientras que un 22% pertenece al industrial, que en conjunto son los sectores económicos que registran casi la mitad de los vencimientos impagos en los últimos dos años.

Respuesta

Además, de acuerdo con las estadísticas oficiales, el 34% de las deudas ya se encuentran actualmente en planes de facilidades de pago, pero el 66% no lo está.

Echegaray señaló que «ésta es una decisión importante de la presidente Cristina de Kirchner, ya que se está dando respuesta a un reclamo de vastos sectores de la economía». Y, agregó: «Estamos ante una decisión trascendente, ya que en 2010 queremos que toda la actividad productiva de la Argentina tenga la posibilidad de seguir creciendo».

Por su parte, Boudou destacó que con esta medida, el Poder Ejecutivo apunta a que «los empresarios obtengan facilidades de pago que les van a permitir superar los efectos de la crisis de 2008 y 2009 y mirar con esperanza a un gran 2010». A continuación otros de los detalles importantes del anuncio:

  • Las cuotas mínimas se fijaron en $ 150 mensuales. Vencerán el 16 de cada mes a partir del siguiente en que se realice la adhesión al régimen. Se cancelarán exclusivamente por débito directo en la cuenta corriente o en la caja de ahorros del contribuyente.

  • Se contempla la posibilidad de que el adherente al plan obtenga una caja de ahorro fiscal sin cargo en la que se le debitarán las cuotas.

  • Se aplicará una tasa de interés del 0,8% mensual sobre los montos adeudados. Echegaray aclaró que es importante porque son tasas menores que las bancarias.

  • Se podrá optar por un plan de hasta 24 cuotas.

  • Quienes tengan comprometida su deuda dentro de otro plan de facilidades podrán reformular los planes vigentes.

  • El trámite se realizará por internet.

    En el anuncio estuvieron presentes funcionarios, dirigentes y empresarios. Entre ellos, representantes de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica, de la Unión Industrial Berazategui, Confederación General Empresaria, Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas, Asociación de Industriales Metalúrgicas (ADIMRA), Cámara de Comercio, Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires.
  • Dejá tu comentario