Los que el Oscar marginó

Edición Impresa

¿Quiénes eran esos veteranos sentados en un palco, cada uno con su estatuilla, que el domingo Seth MacFarlane mencionó apenas de pasada, y la cámara registró solo unos segundos con fondo musical de «Jurassic Park»? Se trataba de los Oscar a la Trayectoria Hal Needham, famoso doble de riesgo y director de comedias de acción, Donn Alan Pennebaker, documentalista pionero del «direct cinema» tan usado en registros políticos y musicales, y George Stevens Jr., escritor, director, productor de amplios méritos y fundador del American Film Institute. Y con ellos, el productor de los más taquilleros dibujos de Disney Studios y Dreamworks Jeffrey Katzenberg, con el premio Jean Hershold por sus diversas ayudas a servicios de educación y salud pública.

En otros tiempos se otorgaba un solo Oscar Honorario por año, con la debida dedicación, a una vieja actriz, o un gran director, y ese momento solía ser el más emotivo de la ceremonia. Ahora se otorgan varios, a figuras queridas pero no necesariamente míticas, en un festejo especial efectuado uno o dos meses antes en otro lugar.

Algo similar ocurre con los «Sci & Tec Awards». Este año hubo 25 galardones, entregados a comienzos de febrero a la Cooke Optics Ltd. por el desarrollo de sus lentes, y a varios grupos de técnicos que han creado o mejorado sistemas de rotoscopia y simulación robótica, giros y brazos de cámara, y recursos de computación como el programa Katana y otros. Con sus avances se logran resultados espectaculares en la pantalla, pero, claro, premiar a esta gente durante la gran ceremonia sería muy poco espectacular. Habría que buscar la forma, en una de esas restándole algunos minutos de chistes tontos al animador de turno.

Paraná Sendrós

Dejá tu comentario