Magistratura: oficialismo con ventaja en puja por presidencia

Edición Impresa

• Los jueces definirán la votación.
• El gobierno postulará a un académico.
• Intrigas contra reloj.

Las últimas 48 horas sumieron al Consejo de la Magistratura en una serie de negociaciones que parecen haber marcado un sentido a la puja por la presidencia que se define mañana: el voto de los jueces que lo integran será el más determinante.

En ese plano, la balanza se estaría inclinando a favor del kirchnerismo, aunque todavía queda una contienda sin un claro ganador, que es por el cargo de administrador del Poder Judicial.
Un destino que obnubila a más de uno tanto en la Corte Suprema de Justicia como en el Gobierno, cuyo candidato para ese cargo podría encontrar dificultades.

Los asuntos jurisdiccionales han quedado de lado en el verano del cuerpo colegiado. La política está dominando todas las conversaciones mediante una sucesión de encuentros que se desarrollan tanto en las vocalías de la calle Paraná como en la soledad de los salones más exclusivos del centro porteño, donde se da rienda suelta a las operaciones más desopilantes, esas que poco tienen que ver con la doctrina del common law británico que dice que ante todo un juez debe ser un caballero y luego, si es posible, entender de derecho.

Los jueces Mario Fera, Alejandro Sánchez Freytes y Gustavo Recondo son por estas horas los destinatarios de distintas solicitudes ya que pueden definir la disputa polarizada entre la bancada opositora y el grupo kirchnerista que acaba de sumar a Eduardo de Pedro y a Julián Álvarez.

La primera tuvo lugar la semana pasada, cuando el abogado cercano al PRO Alejandro Fargosi le manifestó a Fera su buena voluntad para ser elegido presidente. "El problema es que necesitamos alguien que reúna consenso", le dijo el camarista, a lo que el representante de los letrados porteños replicó: "A esta altura ya no me voy a volver un tibio".

Anoche todo indicaba que Fera terminaría por votar una postulación del académico oficialista Manuel Urriza. A cambio le será ofrecida la estratégica comisión de Administración y Financiera donde el año pasado el kirchnerismo soñaba con ubicar a un funcionario clave que luego fue superado por Juan Carlos Cubría, quien llegó con el auspicio de Ricardo Lorenzetti. La vicepresidencia podría ser otro adicional para el camarista laboral.

En tanto, Recondo mencionaba ayer que había conversado con el abogado Daniel Ostropolsky, quien lo sondeó en busca de apoyo para una eventual postulación. "Sólo apoyaría a un juez", fue la respuesta. Tanto Recondo como Sánchez Freytes son magistrados distantes de las ideas del oficialismo, pero ninguno de ellos ha mostrado interés en jugar para una presidencia de la oposición; el primero, de hecho, querría haber renunciado ya el año pasado. Ocurre que su suplente -el juez Miguel Caminos- le dijo que no quiere saber nada de desembarcar en el Consejo.

Más desdibujado aparece el senador kirchnerista Marcelo Fuentes, especialmente ante la llegada de la dupla Álvarez-De Pedro dado que éstos ejercerán ahora el contacto directo con Olivos. Fuentes volvió de las vacaciones con escaso interés y se mantuvo al margen de cualquier conversación.

Los tres jueces han escuchado, como también un ministro de la Corte, el dato de que los nuevos integrantes del Consejo llegarán con un estilo más conciliador de lo previsto (Lorenzetti es quien les toma el juramento antes de que se elijan las autoridades para 2014).

Esta percepción se pondrá a prueba cuando llegue el momento de definir la integración de las comisiones. El diputado oficialista Carlos "Cuto" Moreno ya le avisa a quien quiera escucharlo que para él todas las presidencias deben quedar en manos del oficialismo.

El primer plenario lo dejará con un sabor amargo: es casi seguro que Urriza designará como su secretario al exrepresentante del Poder Ejecutivo Hernán Ordiales, con quien nunca se terminó de entender. Para colmo, Ordiales es un hombre cercano a Carlos Kunkel, diputado con el cual Moreno protagoniza una puja en los avatares del Congreso.

Luego de votar al presidente se definirá el cargo del administrador, para el cual los tres jueces se muestran más exigentes.

Dejá tu comentario