Maradona le apuntó a Grondona (h)

Edición Impresa

El lecho de rosas que todos creyeron ver alrededor de la relación Maradona - Bilardo al mando de la Selección argentina de fútbol empieza a tener pétalos marchitos y donde parecía haber respeto hoy hay distancia y donde había consulta ahora hay silencio.
Desde lo más profundo del predio de Ezeiza y en los pasillos del hotel de Marsella, donde se jugó el último partido, comenzó a trascender que el vínculo de Diego con el manager ya no era el que durante poco tiempo fue. Tanto que Carlos Bilardo no pisó el vestuario argentino del estadio Velodrome como tampoco se le había permitido el ingreso al camarín en Glasgow para el partido debut.
Las fisuras asomaron a la opinión pública cuando Diego mostró su malestar en la conferencia de prensa del lunes por la salida de Ubaldo Fillol de su puesto de entrenador de arqueros de todos los planteles nacionales. Ayer, en declaraciones a radio Del Plata, Diego no disimuló nada, fiel a su estilo, habló de la conformación del cuerpo técnico. «Al no venir Ruggeri, Humbertito Grondona tampoco puede estar, tengo muy buena onda con él, pero bueno ...». El tema del ayudante todavía es una herida sin cicatrizar para el DT, y cuando todos creían un tema cerrado, todavía sigue dando coletazos, incluso pueden llegar a provocar cambios dentro del staff técnico. Continuará.

Dejá tu comentario