Moyano recupera aliados y se muestra con estructura (tuneada), en puja por CGT

Edición Impresa

• DISIDENCIA GREMIAL HARÁ UN PLENARIO EL JUEVES Y MARCHARÁ UN DÍA ANTES DEL PARO
El camionero dará una conferencia de prensa al mediodía, junto con otros opositores como Palazzo y Pignanelli. Reaparecerán a su lado dirigentes distanciados.

Hugo Moyano exhibirá hoy la reconstrucción de su poder interno en la CGT. Una nueva aparición pública le servirá al camionero para dar cuenta del crecimiento de su Frente Nacional por el Modelo Sindical, el nuevo sello que patrocina para rivalizar con los grupos mayoritarios de la central obrera, y confirmar la vuelta a su entorno del tercio de la estructura que originalmente tenía su bendición y que luego cobró una relativa independencia. La exposición tendrá que ver con un plenario opositor convocado para el jueves y con el paro nacional del martes que viene, que tendrá condimento extra aportado por el gremialismo disidente un día antes.

La escenificación se hará en la biblioteca del gremio de Camioneros en el barrio de Caballito, adonde confluirán Moyano, el mecánico Ricardo Pignanelli (Smata) y el bancario Sergio Palazzo, en su vuelta a una presentación pública tras varias semanas apartado por decisión propia, junto a dirigentes de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT). La novedad, sin embargo, será la posible aparición de gremialistas del grupo que se hizo conocido en el último tiempo como "moyanismo sin Moyano" y que ocupa lugares estratégicos en el Consejo Directivo de la CGT, y que a pesar de su denominación en las últimas semanas retomó el vínculo con el camionero.

El bloque se reunirá desde las 10.30 y ofrecerá una conferencia de prensa a las 12. Más allá del contenido discursivo el grupo hará lo que siempre hacen los dirigentes enfrascados en una interna: contabilizar voluntades. Los convocantes de hoy dijeron que además de la vuelta de Palazzo hoy acudirá el aeronavegante Juan Pablo Brey (AAA), un dirigente cuya visibilidad nacional fue responsabilidad de la familia Moyano y que en el último tiempo había tomado distancia. Brey forma parte de un sector que nació como tal bajo el ala del camionero y que incluye al triunviro de la CGT Juan Carlos Schmid, al cervecero Carlos Frigerio y a Jorge Sola, de los empleados del seguro.

La vuelta progresiva de esa dirigencia al calor de Moyano tuvo como antecedente un almuerzo que todos compartieron el 4 de septiembre en Aeronavegantes y que representó el inicio de una reconciliación que promete dar más frutos en el plenario de regionales de la CGT que los disidentes harán este jueves en el microestadio de Ferro Carril Oeste. La siguiente escala para los disidentes será el 24 de septiembre, la jornada previa a una nueva huelga nacional en la que habrá una movilización coordinada por este conglomerado junto a las dos CTA.

En un espacio cargado de gestualidades, como el sindicalismo, la clave para Moyano será sin embargo contar con estos gremialistas en el proceso que la oposición al triunvirato de la CGT espera retomar después del paro nacional del 25 de septiembre para presionar por una nueva conducción de la central obrera. Como anticipó este diario, la mayoría relativa que ostentaron históricamente los "gordos" de los grandes gremios de servicios y los "independientes" de buen diálogo con el Gobierno se verá amenazada no sólo por los opositores más visibles sino por el ánimo renovador de otros grupos que hasta hace poco eran aliados externos, como el Movimiento de Acción Sindical (MASA) y la confederación de sindicatos de la energía (Catheda).

Dejá tu comentario