Pese a todo, en enero depósitos privados crecieron $ 1.200 M

Edición Impresa

Más allá de las turbulencias políticas, enero dejó un saldo positivo por el lado de los depósitos del sistema financiero, que registraron un crecimiento de más de $ 4.700 millones, de los cuales $ 1.240 millones corresponden al sector privado. Los últimos datos del Banco Central muestran que el total de las colocaciones del sistema ascendió a fin de enero a $ 226.167 millones, lo que es un 2,1% más que el mes anterior. Los depósitos privados crecieron un 0,8% ($ 159.893 millones), y los del sector público aumentaron un 5,6%, a $ 66.274 millones.

Más allá de los factores estacionales, la performance de los depósitos privados son una buena señal, porque han parecido soslayar los malhumores del mercado a raíz de la crisis desatada entre el Gobierno y Martín Redrado.

Mayor crecimiento

En términos absolutos, fueron los plazos fijos los que experimentaron el mayor crecimiento, de más de $ 2.150 millones en el mes (un 3,4%), totalizando $ 65.781 millones.
Más del 56% sigue colocado a corto plazo, a no más de dos meses de plazo; el 19%, de dos a tres meses; y el 16%, entre tres y seis meses. El resto, unos $ 5.900 millones, está pactado a más de un semestre.

Cabe señalar que cerca del 41% del total de plazos fijos privados es de grandes inversores por tratarse de depósitos de más de un millón de pesos -o dólares- que se rigen por la tasa Badlar (hoy en el 9,8% anual entre bancos privados).

Mientras retorna el circulante emitido en diciembre, por sueldos, aguinaldos y vacaciones, a los bancos, el comportamiento de los ahorristas denota cierta distancia de los acontecimientos registrados en enero. No se observan ni trasvasamientos relevantes entre depósitos ni caídas importantes.

Por el lado de los depósitos del sector público, las colocaciones a la vista cayeron un 1,4%, a $ 35.083 millones, pero los plazos fijos han crecido un 16,2%, a $ 27.690 millones. Esto último es un dato destacable para las arcas fiscales, porque es una medida de recomposición del capital de trabajo del Estado luego de haber registrado fuertes caídas en los últimos meses.

Los que sí no tuvieron un buen arranque de año fueron los préstamos privados. A lo largo de enero, de acuerdo con datos del BCRA, los créditos al sector privado presentan una caída del 0,5%, principalmente vinculada al retroceso de las líneas de financiamiento vía documentos, que caen un 2,8%; y con tarjetas de crédito, un 2,4%.

Volumen total


El total de préstamos privados sumó a fin de enero $ 121.174 millones. Los adelantos en cuenta corriente sufrieron una caída mensual del 0,8% y bajaron a $ 16.362 millones, el stock de préstamos por descuento de documentos cayó a $ 22.740 millones y los de tarjetas de crédito retrocedieron a $ 19.094 millones.

Las únicas líneas de financiamiento que crecieron en enero fueron las asociadas con créditos hipotecarios, un 0,2%, a $ 17.778 millones; los prendarios, un 1,3%, $ 7.166 millones; y los préstamos personales, que aumentaron un 1,9%, a $ 30.844 millones.

En realidad, la buena performance de la última semana del mes salvó los números por el lado de los préstamos, porque en dicho período hubo «un crecimiento de $ 800 millones, impulsado por el aumento estacional de las financiaciones con tarjetas de crédito», señala el BCRA.

Dejá tu comentario