Por Irán, Lula dice que Obama lo “decepcionó”

Edición Impresa

San Pablo - El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se declaró «decepcionado» de su colega estadounidense, Barack Obama, reveló la prensa local.

Esa decepción se confirmó cuando Estados Unidos ignoró la mediación de Brasil y Turquía sobre el plan nuclear de Irán, a la vez que presentó un borrador de nuevas sanciones contra ese último país en el Consejo de Seguridad de la ONU, dijo el influyente diario Folha de Sao Paulo.

Lula da Silva dijo que Obama se equivocaba al endurecerse con Irán. Para él, no fue una «actitud (digna) de alguien que ganó el Nobel de la Paz», afirmó el prestigioso columnista político Kennedy Alencar, uno de los periodistas con más llegada al mandatario brasileño.

Según el texto, «Lula dice que Obama dice una cosa y hace otra, generalmente a través de la secretaria de Estado, Hillary Clinton», y actúa cediendo ante los conservadores mirando a (las elecciones de) 2012.

Según Brasil, los principales puntos del acuerdo con Irán fueron pedidos por el propio Obama en una carta dirigida a Lula da Silva a principios de mes.

Para Lula, Obama no «es más el presidente abierto para el diálogo con América Latina», fue más tolerante que el resto del hemisferio con el golpe del año pasado en Honduras e ignoró discutir la ocupación norteamericana de bases militares colombianas en el marco de la Unasur.

«Lula dice que Obama perdió oportunidades de hacer gestos hacia los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Cuba, Raúl Castro», escribió Folha.

Molesto por la decisión estadounidense de ignorar su mediación y de mantener la política de línea dura contra el plan nuclear iraní, el Gobierno brasileño reveló la semana pasada que la gestión se realizó a pedido de Estados Unidos, para lo que reveló como prueba tramos de la mencionada misiva de Obama.

«La Declaración de Teherán (firmada el lunes por Irán, Brasil y Turquía) contiene en gran medida elementos de la carta que el presidente Obama mandó al presidente Lula hace 15 días», afirmó el sábado un portavoz presidencial que pidió anonimato.

La prensa brasileña se hizo eco el sábado de supuestos extractos de esa carta, y el diario O Globo estimó que «la divulgación de esa correspondencia pone en situación delicada a la diplomacia estadounidense», que tras el acuerdo siguió impulsando que el Consejo de Seguridad de la ONU imponga sanciones a Irán.

Sin embargo, la presidencia brasileña no confirmó el contenido textual de la carta, que ya había sido mencionada en Madrid por el canciller Celso Amorim y el asesor presidencial en política exterior Marco Aurélio Garcia.

En uno de sus párrafos, el mensaje de Obama a Lula dice, según se ha revelado, que «una decisión de Irán de enviar 1.200 kilos de uranio al exterior produciría confianza» para relanzar las negociaciones.

El punto principal de lo negociado por Brasil y Turquía con la República Islámica consiste, justamente, en el envío al exterior, con Ankara como garante, de esa cantidad de uranio enriquecido al 3,5% para que regrese a Irán enriquecido al 20%, de modo de servir como combustible para un reactor científico.

El problema es que Occidente dice que esa propuesta es igual a una rechazada por Irán en octubre, pero que como ese país siguió desde entonces con sus actividades de enriquecimiento, los 1.200 kilos son insuficientes para asegurar que no mantenga, por cuerda separada, una cantidad suficiente como para crear una bomba atómica.

Agencias ANSA, AFP y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario