28 de noviembre 2008 - 00:00

Puerto Madero: un polémico proyecto de casas en el agua

De construirseMadero Walks(aún no estáaprobado),miles deporteños yturistas sequedarán sinlas bellasvistas que hoybrinda pasearpor los Diques1 y 2.
De construirse Madero Walks (aún no está aprobado), miles de porteños y turistas se quedarán sin las bellas vistas que hoy brinda pasear por los Diques 1 y 2.
La desarrolladora Vizora, vinculada al grupo Macro, lanzó ayer un polémico proyecto para construir «casas acuáticas» sobre los Diques 1 y 2 de Puerto Madero. El emprendimiento inmobiliario tendría como consecuencia de efectivizarse su construcción la muerte de esa área como paseo: las bellas vistas que se obtienen del espejo de agua y de ambas costas de los dos diques serán reemplazadas por construcciones particulares que se destinarán a departamentos, un shopping center y hasta un hotel.

Sin embargo, el anuncio parece haber sido al menos prematuro, de acuerdo con fuentes de la autoridad que tiene jurisdicción sobre ambos espejos de agua: consultada por este diario, una alta fuente de la Corporación Antiguo Puerto Madero SA dijo: «Hasta ahora no recibimos el proyecto que usted menciona. Desconocemos, además, si el mismo se ajusta al código de edificación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires».

Sin dudas, la iniciativa provocará no poca resistencia en los comerciantes y habitantes de la zona, que verán seriamente afectada su vista al río en caso de que ésta avance.

El proyecto se denomina Madero Walks, y consiste básicamente en una serie de casas flotantes. Según la información oficial de Vizora distribuida ayer, las obras comenzarían en marzo de 2009, una afirmación que aparece como aventurada al no contar aún con la aprobación de la Corporación, un organismo cuya dirección comparten el gobierno nacional y el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La certeza que parece tener la gente de Brito es tal que en Casa FOA hay dos de estas casas flotantes en exhibición: una de ellas, ambientada como oficina, la otra como habitación de hotel. Obviamente, los departamentos tendrán amarra propia a la vera del departamento.

La iniciativa prevé también levantar en el agua un centro comercial y un hotel -usaría algunas de las unidades a construir como cuartos-; a pesar de esto, la información oficial distribuida ayer califica de «paseo turístico-cultural» al emprendimiento. La inversión prevista ronda los u$s 10 millones, dicen en la desarrolladora.

Hablan de hacer 35 «house-boats» de al menos 60 m2 cada una, 150 marinas deportivas, sobre un total de 18.000 sólo en la primera etapa. En una segunda se haría un shopping center sobre el agua y un «lujoso polo gastronómico» (sic de la empresa) con vistas privilegiadas a Puerto Madero». Y como a confesión de partes, relevo de pruebas, huelga insistir en el hecho de que las vistas serán «privilegio» de quienes accedan al «lujoso polo gastronómico», y ya no de quienes -como hasta ahora- pasean por las riberas de ambos diques sin que nada se interponga entre ellos, el agua y la otra orilla.

S.D.

Dejá tu comentario