Reflotan el “traspaso presidencial ordenado”

Edición Impresa

Tras la espantosa desconexión entre el cristichavismo saliente y el ingresante macrismo a fines de 2015, el senador justicialista Dalmacio Mera (Catamarca) reflotó un proyecto de ley para activar un mecanismo de "traspaso presidencial ordenado" desde la convocatoria a las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO)."Debe haber una autolimitación en nombramientos masivos y en materia presupuestaria, de forma tal que no se tomen medidas que condicionen de forma irremediable a la nueva gestión", señala el proyecto.

"El gobierno en ejercicio conformará la Comisión de Transición dentro de los cinco días de la convocatoria a las PASO al cargo de presidente, debiendo el jefe de Gabinete designar a un coordinador general", sostiene la iniciativa y que "dentro de los cinco días posteriores a la elección general, si resultara un presidente electo, éste designará a su representante para que se incorpore a la Comisión de Transición".

A la reunión "preparatoria" se "invitará a un representante por cada precandidato a presidente" a los efectos de elaborar y planificar el informe que instrumentara la Comisión de Transición, "debiendo entre todos conformar el plan de trabajo que será ejecutado sólo por el Coordinador General de la comisión", agrega.

El informe de transición deberá contar con la estructura organizacional vigente de cada organismo con su respectiva nómina de personal jerárquico y organigrama; cantidad de empleados públicos distinguiendo planta permanente, transitoria, contratos de locación de servicios o cualquier otra modalidad que los vincule al Estado; documentos y convenios de políticas públicas; situación financiera de cada organismo; y descripción de la Procuración del Tesoro de la Nación y los juicios en que el Estado es parte, entre otras cuestiones.

Durante el período de transición no se podrá, por ejemplo, otorgar ascensos o designaciones de personal hay excepciones-, cambios de categoría o pases a planta permanente, excepto que los mismos sean mediante concurso público de antecedentes y oposición; donar o ceder gratuitamente bienes del Estado durante el período de transición; e iniciar procesos de licitaciones y/o contrataciones que excedan los compromisos establecidos en el Presupuesto vigente o que comprometan los presupuestos de ejercicios futuros sin la autorización legislativa expresa pertinente.

Según fundamentó Mera, "debe haber una autolimitación en nombramientos masivos y en materia presupuestaria, de forma tal que no se tomen medidas que condicionen de forma irremediable a la nueva gestión".

Dejá tu comentario