Revés: frenan la orden de llamar a paritaria docente

Edición Impresa

La jueza Alicia Pucciarelli concedió una apelación presentada por el Gobierno de Mauricio Macri con efecto suspensivo, que en los hechos congela una orden judicial del 5 de abril que intimaba a Nación a reabrir la discusión. Levantan hoy Escuela Itinerante en Congreso y carpa en La Plata.

En un punto a favor de Mauricio Macri, la jueza del Trabajo Alicia Pucciarelli concedió una apelación presentada por la Casa Rosada con efecto suspensivo contra la resolución judicial de principios de abril que ordenaba al Ministerio de Trabajo -que conduce Jorge Triaca- convocar a una negociación salarial nacional con los gremios docentes.

"El efecto suspensivo implica que la ejecución de la medida cautelar a favor de UDA queda suspendida, y que la cuestión pasa a ser revisada por la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, y por lo tanto el Gobierno no debe efectuar dicha convocatoria", argumentaron desde despachos oficiales.

Pucciarelli -del Juzgado Nacional de Primera Instancia del Trabajo N° 60- intervino en la causa tras la recusación por parte del Gobierno de la jueza Dora Temis, titular del Juzgado Nacional de Primera Instancia del Trabajo N° 58, quien dictó la medida cautelar a favor de UDA.

Ayer desde ese sindicato nacional -que lidera el cegetista Sergio Romero- adelantaron que la decisión de Pucciarelli "será recurrida por su manifiesta ilegalidad y arbitrariedad" y enfatizaron que el fallo del pasado 5 de abril de Temis -a quien el oficialismo identificó con la kirchnerista Justicia Legítima- no fue objeto de una "revocación".

Los gremios docentes con representación federal exigen que el Presidente los convoque a una paritaria federal para discutir el piso salarial de los maestros a nivel país.

Pero en el Ministerio de Educación que comanda Esteban Bullrich entienden que esa discusión quedó saldada a partir de la vigencia desde 2016 de una cláusula que ordena que ese mínimo salarial debe quedar automáticamente 20% por encima del salario mínimo, vital y móvil.

En medio de una tregua en las últimas semanas en la escalada de paros nacionales que signó el inicio del ciclo lectivo del pasado 6 de marzo, UDA apostó a la vía judicial para exigir la reanudación de la paritaria.

En cambio, CTERA se volcó a la instalación de una "escuela itinerante" frente al Congreso nacional, que fue montada el pasado 9 de abril, en medio de incidentes con la Policía de la Ciudad por falta de autorización.

La mediática puesta concluirá hoy, de la mano del fin del permiso otorgado por el porteño Horacio Rodríguez Larreta. La despedida incluirá un acto público a las 17.30 del que participarán invitados especiales, dirigentes sindicales, músicos y murgas.

La "escuela itinerante", haciendo honor a su nombre, desplegará luego una gira por distintas ciudades del país, según lo adelantado por dirigentes de CTERA, que conducen Sonia Alesso y Roberto Baradel.

En paralelo, y a la sombra de la retirada de la virtual Carpa Blanca de la Plaza del Congreso, también desmontarán hoy la "Carpa de la Dignidad" que el pasado martes le instalaron frente a la Legislatura, en La Plata, a la macrista María Eugenia Vidal los dirigentes de SUTEBA, FEB, UDA, SADOP, AMET y UDOCBA, luego de rechazar su última oferta salarial.

Dejá tu comentario