Revocan procesamiento por Farmacity

Edición Impresa

La Cámara Federal otorgó un alivio indirecto a Mario Quintana y revocó el procesamiento dictado por abuso de autoridad a un exaltado funcionario del Ministerio de Salud del Gobierno de Mauricio Macri, que estaba acusado por la supuesta protección que le habría brindado a Farmacity , la empresa que fundó el vicejefe de Gabinete. El tribunal lo benefició con una falta de mérito. Raúl Alejandro Ramos, exsecretario de Políticas, Regulación e Institutos del ministerio de Salud, fue denunciado por la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), por demorar y negarse a sancionar a la firma por violar regulaciones del sector.

En primera instancia el juez Sebastián Ramos había acreditado que en al menos tres expedientes el exfuncionario resolvió tardíamente las sanciones que en cada caso correspondían "siendo la emisión del acto administrativo (resolución) su deber en tanto cumplía funciones como autoridad de la Secretaría de Políticas Regulación e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación". El procesamiento ahora fue revocado por la Sala II de la Cámara Federal, con los votos de Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, que definió continuar la investigación con la realización de algunas medidas de prueba. Irurzun sostuvo que "el relevo de las constancias incorporadas hasta el presente impiden compartir la conclusión incriminante a la que arribó el magistrado de grado, en tanto no hay en la investigación -al menos hasta aquí- elementos que avalen la hipótesis sostenida en la pieza recurrida". En síntesis, que no hay pruebas. Según sostuvo el camarista, "los tres expedientes se encontraban en trámite desde tiempo antes que Ramos fuera designado", por lo que no se acreditó una demora intencional para el trámite. Bruglia encomendó al juez Ramos que efectúe medidas tendientes a corroborar "fundamentalmente si la "reserva" dispuesta en estos expedientes se debió a una situación única y excepcional, o si por el contrario, ello resultaba ser una práctica posible debido al cúmulo de trabajo u otras circunstancias justificantes". La batalla se inscribe en una pelea más grande por la autorización o no para que Farmacity desembarque en la provincia de Buenos Aires, litigio que está en manos de la Corte Suprema y que resisten las cámaras farmacéuticas.

Dejá tu comentario