Salta: un nuevo capítulo en la batalla Gobierno- empresarios

Edición Impresa

• SESIONÓ EL B-20, EL GRUPO DE APOYO PRIVADO PARA LA PREPARACIÓN DE LA CUMBRE DEL G-20
Mauricio Macri habló sobre el sometimiento a Guillermo Moreno. El titular de la UIA y José Urtubey pidieron no polemizar, pero reclamaron un debate sobre el “costo argentino”.

Desde que Mauricio Macri abrió este mes la agenda de su Gobierno, la batalla con los empresarios, (que le fueron esquivos desde el inicio de su mandato a la hora de invertir o con la pelea contra la inflación según piensa Casa Rosada), volvió a quedar en el centro de la escena.

Los ecos de esa puja llegaron ayer hasta la provincia de Salta, donde sesionó el B-20 que nuclea empresarios dentro de las rondas paralelas al G-20 que, este año reunirá a los presidentes del grupo en el país. La primera pedrada de esta nueva era de discusiones entre Macri y los empresarios la lanzó el ministro de la Producción, Francisco "Pancho" Cabrera, cuando les pidió "que dejen de llorar y salgan invertir y competir".

Ayer Macri, en la reunión de Gabinete, insistió con frases que cuestionan a los empresarios y el Gobierno se encargó rápidamente de amplificarlas. Colocó así a la relación con los empresarios, de alguna manera, en la lista de las nuevas batallas que emprendió Macri, entre las que hay que sumar la discusión por el aborto, el debate por la igualdad salarial de las mujeres ( que el Presidente incluyó en su mensaje a la Asamblea Legislativa) y la modificación del sistema de pago de servicios médicos en Argentina por parte de los extranjeros, donde el puntapié lo dio el jujeno Gerardo Morales. Para coronar los problemas, a media tarde se conoció la detención del expresidente de la UIA durante el kirchnerismo, Juan Carlos Lascurain, acusado en la causa Rio Turbio (ver nota pag. 6)).

Desde Salta, Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina, fue uno de los primeros en reaccionar a la afirmación que había hecho Macri sobre el sometimiento de los empresarios a Guillermo Moreno durante la era cristinista: "No vamos a polemizar con el Gobierno. No es el sentido hacerlo. A mi me gustaría hablarlo claramente . Si es así me duele. Yo no he salido a polemizar. Tampoco creo que a la Argentina le convenga estar hablando de si alguien está haciendo las cosas bien o mal", dijo Acevedo.

"Tenemos que buscar hablar entre todos, en el país y en el Gobierno mismo. Lo necesitamos entre todos", dijo y para distender acotó que estaba junto a él en Salta el secretario de Estado de emprendedores y Pymes, Mariano Mayer.

José Urtubey dijo por su parte que no había bandos y que cuando salieron a hablar quisieron "concientizar sobre el alto costo argentino"

En esta la previa del B-20, sobre las sesiones futuras del G-20, en Salta participaron José Urtubey, Daniel Funes De Rioja, Mayer, Jorge Brito, de ABA; Gustavo Weiss, de la Cámara Argentina de la construcción; el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina Acevedo, de la Unión Industrial, y Daniel Funes De Rioja -Chair del B-20 en Argentina. Entre los empresarios estaban Marcelo Figueiras, Juan Napoli, Jorge Neuss y Nestor Abatidaga. Todos comenzaron con un análisis de lo que serán las sesiones de los grupos como este del B-20 que sesionarán alrededor de la cumbre de presidentes del G-20 que se realizará a fin de año en Argentina. Dentro de sus debates el tema del empleo aparece como una de las cuestiones centrales no solo en la Argentina sino también a nivel mundial, sobre todo por el desafío que implica mantener los niveles de empleo en medio de los cambios tecnológicos.

Los empresarios argentinos dicen que en realidad ese conflicto no sucederá ya que a medida que se incrementa la tecnología lo que se va registrando es que por productividad también se va a aumentando la mano de obra.

El propio Acevedo confió en que la creación de empleo no va a bajar con los cambios tecnológicos sino todo lo contrario.

En medio de la polémica con el Gobierno, de todas maneras Urtubey de alguna forma puso paños fríos cuando dijo que en la agenda del B-20 no se le va a pedir nada el Gobierno, sino por el contrario cooperar con las formas en las que la Argentina puede integrarse inteligentemente al mundo.

Dejá tu comentario