Se mantuvo el suspenso

Edición Impresa

Es tarea ardua querer hallarle aristas salientes a esta secuencia de ruedas insulsas, más todavía cuando los derrapes chinos se fueron encalmando y todos los indicadores se volvieron a poner en caja. Dentro de un marco de paridad de fuerzas que se reiteran y donde los amagos notorios se ven neutralizados por la contrapartida. Cuando se salió de los rieles, hubo más predisposición a la baja que a darles tonicidad a los músculos de la tendencia. Y así, se fue una tercera fecha donde el Dow Jones no se anotó con variantes que movieran las agujas, el Bovespa se comportó del mismo modo y apenas con un 0,11% de desplazamiento negativo.

El Merval podía haber cantado una pálida victoria, a partir de porcentual del 0,6% de avance, aunque esto no obtuvo respaldo entre las diferencias del día -con 31 alzas, por 28 en baja- y, mucho menos, al adosarles a los precios la variable clave del volumen negociado.

Con mínimo en 1.731, máximo de 1.754, el cierre se situó cerca de lo mejor del día: 1.753 y dando el tono de levemente favorable. Pero la pesadez se hizo presente en el desarrollo, donde los totales efectivos en acciones no pasaron de muy pálidos $ 34 millones, debajo del promediar de agosto (que estuvo en $ 42 millones).

Papel del día resultó Boldt Gaming, con un 9%, mientras que por las bajas más notorias fue Longvie la señalada y perdiendo un 5,8%. La baja de Tenaris, con un 0,5%, sólo con 131.000 papeles tratados: fue adverso en ambas columnas -precios y volumen- para terminar de dibujar una tercera rueda local: de tarde gris. La Bolsa, con paraguas.

Dejá tu comentario