Tesla anuncia 3.000 despidos y acción sube 3,2% en Wall Street

Edición Impresa

La empresa que fabrica autos eléctricos en California lleva 15 años sin lograr ganancias. Su presidente, Elon Musk, se comprometió a revertirlo en 2018.

Tesla -el fabricante de autos eléctricos con sede en California anunció ayer su decisión de despedir al 9% de su plantel. Esto equivale a unos 3.000 empleados, según las cifras que se manejan en la industria. Lo que llamó la atención fue el argumento que ofreció el presidente de la empresa, Elon Musk: dijo que la movida obedece a un objetivo estratégico de la compañía y no tiene nada que ver con reducir costos, pese a que la firma ya cumple 15 años de existencia sin haber logrado generar ganancias.

Por eso, los accionistas de Tesla -que ya comenzaron a dudar de las capacidades de Musk- expresaron su satisfacción por los recortes. Esto se tradujo en una subida de hasta 7% en los papeles de la compañía en la Bolsa de Nueva York. Finalmente cerraron la jornada con una ganancia de 3,2%.

La noticia de los despidos fue confirmada por el propio Musk en su cuenta en Twitter. Además, distribuyó por correo electrónico el contenido de una carta que había enviado a sus empleados para comunicarles la decisión, tras la filtración del texto a la prensa.

El empresario recordó que su empresa nunca tuvo ganancias, por lo que negó que ahora los despidos apunten a generar rentalidad. Dijo que la medida se adoptó para "acelerar la transición del mundo a energías limpias y sostenibles".

Sin embargo, en otro párrafo admite que hay razones económicas detrás de los recortes. "Como parte de este esfuerzo, y la necesidad de reducir costos y convertirnos en rentables, hemos adoptado la difícil decisión de dejar partir a cerca del 9 por ciento de nuestros colegas en la compañía", señaló en el correo electrónico.

"Estos recortes se realizaron casi por completo de entre nuestra plantilla asalariada y no fueron incluidos asociados de producción, así que esto no afectará a nuestra capacidad de alcanzar los objetivos de producción del Model en los próximos meses", agregó.

El Model 3 es un sedán en el cual están puestas ahora todas las expectativas de Musk. Está valuado en u$s35.000 y se puede comprar por internet. También es posible comprobar su confort (aunque no conducirlo) en cualquiera de los cientos de malls de compras en diferentes puntos de Estados Unidos donde los vehículos están en exposición.

Musk aseguró que los despedidos recibirán "sueldo y stock significativos" de la compañía, pero aclaró que Tesla no dejará de contratar nuevos talentos, sobre todo los relacionados con la producción de vehículos.

"Tomamos estas decisiones evaluando la criticidad de cada puesto, si ciertos trabajos podían realizarse de manera más eficiente y productiva, y evaluando las habilidades específicas de cada individuo en la empresa".

Según datos de la empresa, Tesla contaba a fines de 2017 con alrededor de 37.500 empleados.

Musk también ha anunciado en la carta que el contrato de Tesla con Home Depot para vender sus productos no será renovado, y que a todos sus trabajadores en Home Depot se les ofrecerá la posibilidad de ser reubicados.

Los analistas esperan ver cómo evolucionan las cuentas de Tesla este año que se presenta clave para su futuro, sobre todo ante la valiente promesa de convertirse en rentable en diciembre.

Dejá tu comentario