Verdinegro corazón

Edición Impresa

José Basso hizo una muy buena síntesis de lo que fue Duendes en esta temporada: Duendes en 2012 lo mejor que hizo fue intentar ser Duendes. Ser honestos con nosotros mismos, aunque las cosas no salgan seguir intentando y poner más que los otros. El fuego interno que tenemos hizo que fuéramos campeones.

El conjunto dirigido por Gastón Conde, Camilo Boffelli y Fernando Bilbao ganó 13 partidos y perdió dos (CRAI y Jockey). En la Ronda Final, cuando no se pueden regalar puntos, impuso su jerarquía y logró el primer objetivo del año.

Maximiliano Nannini, capitán de Duendes, expresó: Este título significa mucho para todos. Este fue un año que empezamos con muchas complicaciones, se rompió el número 10 con el seleccionado, jugadores que dejaron de jugar como Máximo Boffelli, y bastantes inconvenientes que los fuimos solucionando. Después el equipo explotó en las finales.

El campeón quizás no tuvo el poderío de años anteriores pero tuvo en Román Miralles a su goleador en la parte final de certamen con 104 puntos y a Santiago Araujo y Juan Rapuzzi como artilleros, ambos con 8 tries. Pero sin lugar a dudas, Jerónimo de la Fuente fue el jugador más desequilibrante del elenco de barrio Las Delicias. El centro verdinegro dejó en cada partido y en cada cancha su sello de calidad y de jugador de seleccionado nacional. Quizás sean los últimos partidos que la región pueda apreciar el talento de De la Fuente.

Todos nos daban por muertos y terminamos subcampeones, expresó en su facebook Pedro Benet. Santa Fe Rugby no tuvo ni en la etapa de Clasificación ni en la zona Campeonato de los mejores arranques, generó dudas pero el Tricolor sabe jugar con presión. La clave fue volver a las raíces: la entrega, el compromiso de un grupo de jugadores grande en edad y cantidad.



Que junto a los más jóvenes, pero siempre bajo la misma filosofía de entrega, sacrificio y compromiso con el club, dijo Francisco de Biaggio.

Jockey Club tuvo su pico de rendimiento antes de la Ronda Final. El equipo de Fisherton explotó antes de lo debido, su buen juego lo posicionaba como el máximo candidato pero en las finales se diluyó y nunca le encontró la vueltaa la situación. ElVerdiblanco tiene un equipo joven, que deberá seguir trabajando para poder lograr el objetivo que le es esquivo desde hace más de una década. Para destacar: entre los forwards, Facundo Lucas y Manuel Baravalle; y entre los backs, Gonzalo Crespi, goleador de la última parte del certamen con 140 puntos y Dan Isaack, con 8 tries uno de los trymans del torneo.

El cuarto, fue Universitario. A pesar de perder los tres partidos, el Académico mostró cosas interesantes que justificaron su presencia en el Final Four. Jugar las finales cuando se está renovando el plantel es muy bueno, Uni está tomando buenas decisiones.

La definición de la XIII edición del Litoral fue la menos atrayente pero no desde el punto de vista del juego, sino del showbusiness. En ninguna de las tres jornadas hubo clima de finales, pocos sponsors, poca y quizá nula publicidad de la Ronda Final para atraer público, la entrega de la Copa pasó totalmente desapercibida. Es momento de cambios, es momento de pensar adónde el Litoral está yendo. El rugby evoluciona y el Litoral no debe quedarse atrás.

Dejá tu comentario