15 de septiembre 2009 - 00:53

Ya arrancó la pelea por los votos del kirchnerista Ríos

• El senador anticipó que apoyará a Ricardo Colombi

El gobernador Daniel Scioli viajó a Corrientes para festejar el triunfo de Espínola, resultado que favoreció al candidato kirchnerista Fabián Ríos.
El gobernador Daniel Scioli viajó a Corrientes para festejar el triunfo de Espínola, resultado que favoreció al candidato kirchnerista Fabián Ríos.
Corrientes (enviada especial) - La intrincada contienda electoral para elegir al próximo gobernador aún sigue sin definirse, luego de que ninguno de los primos Colombi lograra obtener una ventaja que evitara la segunda vuelta, que se realizará el 4 de octubre. En este escenario, el ganador Ricardo Colombi se muestra con fuerza y ya convocó a los intendentes para asegurarse una victoria, mientras que el gobernador Arturo Colombi piensa en «rediseñar estrategias» y descarta bajarse del ballottage.

Así, el recuento provisorio estableció que el ex gobernador Ricardo Colombi, que compitió en representación de la alianza Encuentro por Corrientes con apoyo de la UCR orgánica de Gerardo Morales, obtuvo el 36,24% de los votos, pero no le alcanzó para no continuar la reñida campaña con su primo y actual gobernador, Arturo Colombi, del Frente de Todos, que llegó con el respaldo de Julio Cobos y cosechó el 31,64% de los sufragios. En tercer lugar, por menos de un punto porcentual, se ubicó el Frente Correntinos por el Cambio, que postulaba al senador nacional kirchnerista Fabián Ríos, con el 30,79% de los votos. De todas maneras, en esta fuerza aseguran que batallarán por el segundo puesto en el marco del escrutinio definitivo que se inicia hoy: «Podemos revertir esta diferencia del 0,8%», se esperanzan en base al buen resultado que determinó la conquista de la poblada intendencia provincial por parte del medallista olímpico Carlos «Camau» Espínola. Es la primera vez desde el retorno de la democracia que el justicialismo gobernará el municipio, donde se concentra el 40% de la población provincial.

Por eso hoy los votos de Ríos (o del que finalmente resulte en segundo lugar) aparecen como la llave para definir la segunda vuelta. En este contexto nadie imagina que el senador vuelque sus votos al actual gobernador, porque ello significaría en el plano nacional una suerte de alianza entre el kirchnerismo y el vicepresidente Julio Cobos. Sí aparece como más probable un acercamiento con Ricardo, ya que un sector de Encuentro por Corrientes llegó a las urnas con un guiño de algunos sectores de la Casa Rosada.

Por la mañana, el gobernador ratificó ayer que dará batalla en el ballottage del 4 de octubre tras analizar el resultado de las elecciones, y reconoció un «error de apreciación de nuestras encuestas». Casi sin prestar atención a los números que publicaba la Justicia provincial, en el Gobierno admitían hasta altas horas de la madrugada del lunes que Arturo iba a ser reelecto en primera vuelta, es decir, con una ventaja superior a 10 puntos.

Encuestas

«La verdad es que fallaron nuestras encuestas, nos proporcionaban información en la que nos mostraban adelante, incluso con los números que se dieron en un principio, pero después la tendencia demostró otro escenario, que no afecta a nuestra propuesta política, pero sí nos pone en el compromiso de rediseñar estrategias», señaló el mandatario ayer en conferencia de prensa en la Casa de Gobierno.

Frente al panorama de nuevos comicios, que el propio mandatario reconoce como «otra elección distinta» de la primera vuelta, salió a advertir que el Frente de Todos es «una alianza dinámica, que dialoga con todos, y que hará lo mismo con vistas al ballottage, para el que estaremos más fortalecidos y muy bien preparados».

«Vamos a hablar con todos como siempre lo hicimos, pero al electorado no se lo puede encasillar con acuerdos, por eso además vamos a trabajar fuertemente en la prédica de nuestra propuesta, basada en lo que consideramos es un buen gobierno, una buena gestión que tiene muchas fortalezas», sostuvo el mandatario en busca de acuerdo para recolectar apoyos.

El tercero en discordia, el justicialista Fabián Ríos, quedó a menos de un punto para entrar en la segunda vuelta. Este resultado, de todas maneras, fue motivo de festejo en la sede del Frente para la Victoria en la capital provincial, pero sobre todo el triunfo justicialista en la ciudad de Corrientes fue la gran sorpresa.

Por su parte, Ricardo Colombi es por estas horas el que más fortalecido ha quedado, y así lo demuestra al revelar su estrategia para las próximas tres semanas de minicampaña para dirimir el ballottage. Será con la búsqueda de apoyo de los intendentes, quienes aportarían su estructura, como el ex mandatario intentará capitalizar la victoria del domingo.

El resultado favorable a Ricardo fortaleció, además, al titular de la UCR, Morales, en su pelea por liderar la oposición. Mientras que antes de los comicios provinciales evitaba hablar de una nacionalización en la lectura de las alianzas correntinas destacó que en la provincia «la mayoría votó contra los Kirchner». El resultado puesto saca a la luz los ocultos indicios que se mostraron en la campaña.   

Dejá tu comentario