Mundo

Escándalo en Colombia: ministro renunció tras ocultar bombardeo que mató a ocho menores

Guillermo Botero presentó su dimisión al cargo luego de que saliera a la luz un ataque aéreo contra guerrilleros disidentes de las disueltas FARC que terminó con la vida de ocho menores de entre 12 y 17 años. Ocurrió en septiembre en el departamento sureño Caquetá.

El ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero, renunció este miércoles al cargo luego de que se revelara que ocultó un bombardeo militar contra guerrilleros en el que murieron al menos ocho menores.

"En reunión con el señor presidente de la república (Iván Duque) para analizar la actual coyuntura política se acordó que lo más conveniente era presentar la renuncia al cargo", informó Botero en un comunicado.

Botero dimitió un día después de que el Senado debatiera una moción de censura contra él.

En ese debate, el senador opositor Roy Barreras reveló que en un bombardeo contra un campamento de disidentes de las disueltas FARC, a comienzos de septiembre pasado, fallecieron al menos ocho menores, de entre 12 y 17 años.

Barreras culpó a Botero de permitir ejecuciones de civiles y ocultar la muerte de menores en ese bombardeo, ocurrido en el departamento sureño Caquetá, en el que presuntamente murieron 14 guerrilleros, entre ellos el líder identificado con el alias Gildardo Cucho.

"Usted le escondió a Colombia que ese día bombardeó a niños y murieron siete menores; usted por qué no le contó a Colombia que había bombardeado niños en ese operativo", reclamó el legislador, que presentó informes de Medicina Legal sobre la muerte de siete menores.

La Fiscalía elevó a ocho la cantidad de menores muertos en la operación.

Esta mañana, Botero rechazó en conferencia de prensa las supuestas irregularidades en operaciones militares y dijo que las críticas a su gestión eran "tergiversadas" y "especulativas".

"Más allá de la coyuntura política, lo que debe contar es la legitimidad y los instrumentos jurídicos y legítimos para combatir estas amenazas", se defendió.

Sin embargo, esta noche se conoció su renuncia, con una carta en la que no menciona el caso del bombardeo y en la que, en cambio, sostiene que "el enemigo de Colombia es el narcotráfico", según la agencia de noticias EFE.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario