Amplia cartelera navideña en capitales culturales

Espectáculos

Madrid (La Vanguardia)- La cartelera de cinco de las principales capitales culturales del mundo rebosa de exposiciones y de espectáculos. El viajero que decida pasar sus fiestas de Navidad o Fin de Año en ellas encontrará un amplio programa de muestras artísticas para todos los gustos.

París
 

Las dos joyas de la Exposición Universal de París de 1900, el Grand Palais y el Petit Palais, se disputan este año el protagonismo de la cartelera navideña en la capital francesa con dos ofertas muy diferentes pero el atractivo común de poder disfrutar de su majestuosa arquitectura tras años cerrados al público por obras. El Grand Palais, todavía afectado por los trabajos de restauración, presenta hasta el 2 de enero «Jours de fêtes», que combina espectáculos de circo y atracciones varias, entre ellas dos grandes norias que permiten ver de cerca su espectacular cúpula de cristal, recientemente rehabilitada. El no menos magnífico Petit Palais acaba de reabrir sus puertas tras unas obras de remozamiento general que duraron cuatro años. Allí, el Museo de Bellas Artes de París, expone 1.300 obras de un fondo de 45.000 -algunas nunca expuestas hasta ahora- de pintura, escultura, moda y artes decorativas.

Londres

Los grandes museos londinenses permiten esta Navidad un paseo histórico desde la antigua Persia a la China de los emperadores, pasando por el Flandes de Rubens y las junglas parisinas de Henri Rousseau. La Royal Academy presenta «China: los tres emperadores 1662-1795», con tesoros imperiales de la dinastía Qing que incluyen tapices, pinturas y esculturas. No muy lejos, en Trafalgar Square, la National Gallery ha inaugurado una exposición dedicada a los primeros quince años de la carrera de Rubens. El Museo Británico tiene hasta el 8 de enero una exposición de joyerías y de piezas arquitectónicas titulada «El
imperio olvidado: el mundo de la antigua Persia»
, con objetos de entre los siglos VI y IV antes de Cristo, algunos de los cuales no se habían visto antes en Londres.


No hay Navidad propiamente dicha en Londres sin ballets como «El cascanueces» en la English National Opera, los conciertos del Royal Albert Hall o el repertorio clásico del Covent Garden, que además presenta en esta ocasión una nueva producción de «El barbero de Sevilla». Los grandes éxitos teatrales de la temporada son « María Estuardo, dos mil años», del director cinematográfico Mike Leigh (un repaso a la política contemporánea con un duro ataque a Bush, Blair y Aznar) y dos obras de Ibsen: «El pato silvestre» y «Los pilares de la sociedad»

Berlín

El Mundial de fútbol de 2006 será para Alemania algo más que un campeonato deportivo. El centro de exposiciones Martion Gropius Bau, acoge hasta el 8 de enero una exposición sobre las relaciones entre el fútbol y el arte contemporáneo, que incluye desde un retrato de Beckenbauer por Warhol hasta obras de jóvenes artistas alemanes o latinoamericanos. En la Neue Nationalgalerie, el célebre edificio de Mies van der Rohe, expone una retrospectiva de su obra el pintor alemán Jörg Immendorf, nacido en 1945 y víctima de una enfermedad degenerativa que lo ha dejado postrado en una silla de ruedas. No es un arte bello el de este clásico contemporáneo del arte alemán, y en algunos momentos puede ser incluso desagradable, pero sus pinturas y sus esculturas permiten asomarse al mundo torturado de tantos alemanes de su generación. Una recomendación para el 31 de diciembre: el concierto en la Staatsoper de Unter den Linden dirigido por Daniel Baremboim.

Roma

El visitante navideño a la caza de exposiciones en Roma puede optar por abundar en lo romano o por gozar de lo extranjero. Para conocer mejor la ciudad está abierta en el Palazzo Venezia la muestra «Il Settecento a Roma», dedicada a los años dieciochescos en la capital pontificia, y para mirar hacia fuera, hay dos opciones interesantes: en el Vittoriano se exponen 150 cuadros, dibujos, fotos y grabados de Manet, y en el Palazzo Ruspoli, el principado de Mónaco presenta una selección de las obras que compondrán su futuro Museo Nacional de Arte, aún sin sede.

Nueva York

Un viaje a Nueva York estas fiestas permite repasar las innovaciones del Renacimiento italiano y flamenco con algunas sorpresas. El Metropolitan expone 70 obras del pintor florentino Fra Angelico (1390/ 95-1455) redefiniéndole como el primer pionero del Renacimiento. Amantes del Renacimiento holandés probablemente discreparían y encontrarían argumentos en la exposición de una veintena de los 30 retratos existentes pintados por Memling en el Museo Frick. Para seguir la exploración del Renacimiento no hay que perderse el extraordinario cuadro de San Francisco de Bellini, entre otras obras clave, en la colección permanente del Frick. De vuelta al Metropolitan, una exposición de dibujos de Van Gogh es otra de las muestras más comentadas del otoño en Nueva York, aunque solamente se expone hasta el 31 de diciembre. El MOMA ofrece la exposición SAFE, diseño para un mundo inseguro y neurótico, que incluye productos como trajes de protección para bebés en ataques con bomba sucia y alambre de púas en forma de mariposa para fronteras como las de Ceuta y Melilla. Al otro lado de Central Park, no hay que perderse la importante exposición sobre Darwin en el American Museum of Natural History.

En Broadway, además de
«The producers» o «Spamalot», musical basado en el film de los Monty Python «Los caballeros de la mesa cuadrada», hay un nuevo musical de Lloyd Webber en el Marquis Theater que es mejor no comentar en público, ya que es considerada de pésimo gusto en Manhattan, al punto de que Woody Allen lo aprovecha en «Match point» para ilustrar la decadencia de la aristocracia británica.

Dejá tu comentario