Amplio ciclo de cine erótico en el Malba

Espectáculos

Bajo el título de «Verano Caliente. Indagaciones sobre el erotismo en el cine», entre el 9 de enero y el 2 de febrero se desarrollará en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba, Av. Figueroa Alcorta 3415) un exhaustivo ciclo de películas que incluye un homenaje a Armando Bo. Durante la muestra que se podrá ver de jueves a domingo, se proyectarán 40 films que abordan el tema del erotismo desde diferentes perspectivas.

A través de películas de distintos orígenes, este ciclo se propone recorrer la relación constante pero diversa que el cine mantuvo y mantiene actualmente con el erotismo, desde Georges Mélies y Betty Boop hasta Isabel Sarli y David Lynch.

Un puñado de adaptaciones literarias y la proyección de films que apelan al surrealismo para representar los misterios de la atracción erótica componen también la muestra. Dentro de ellas se destaca una sección de obras pornográficas mudas de la primera mitad del siglo XX -conocidas como «stagmovies»-, acompañadas con música en vivo compuesta por Fernando Kabusacki y la National Film Chamber Orchestra.

Como complemento, se proyectarán algunos cortos «escandalosos» en su época, como
«El beso» (1896), de William Heise, o «Eclipse del sol y la luna» (1907), de Georges Mélies, film pionero del homoerotismo, a los que se unirán algunos dibujos animados cuestionados por la censura, como la original Betty Boop de los hermanos Max y Dave Fleischer.

Con respecto a la relación entre literatura, cine y erotismo, el ciclo ofrecerá
«El deseo humano» (1954), de Fritz Lang; «Fiebre de deseo» (1953), de Vittorio Cottafavi; «Historia de locura común» (1983) de Marco Ferreri; «Historia de O» (1975), de Just Jaeckin; «La llave» (1983), de Tinto Brass; «La ronda» (1964), de Roger Vadim; «Las mil y una noches» (1974), de Pier Paolo Pasolini, y «Pasaje a la India» (1984), de David Lean. En relación con el abordaje irracional y surrealista del sexo y el erotismo, los organizadores programaron «Corazón salvaje» (1990), de David Lynch; «Identificación de una mujer» (1982), de Michelangelo Antonioni; «La mujer pública» (1984), de Andrzej Zulawski; «Onibaba, el mito del sexo» (1964), de Kaneto Shindo; «Qué...?» (1972), de Roman Polanski; «Sueño de un día de verano» (1964), de Tetsuji Takechi, y «Ese oscuro objeto del deseo (1977), de Luis Buñuel.

En el apartado «Tabúes» se verán
«El fuego» (1966), de Vilgot Sjoman; «Emanuelle tropical» (1977), de J. Marreco; «Insólito destino» (1974), de Lina Wertmuller; «Max, una monada» (1986), de Nagisa Oshima; «Noches de Oriente» (1983), de James Ivory; «Raptus» (1962), de Riccardo Freda; «Tormento» (1974), de Pedro Olea, y «Tabú» (1931), de Friedrich Wilhelm Murnau.

El homenaje a
Armando Bo se iniciará con un acto el miércoles 8 de enero, a las 20, con la proyección de «Carne» (1968) y la presencia de Isabel Sarli. Entre el 30 de enero y el 2 de febrero se proyectarán -en versiones íntegras-diez de los títulos más representativos de la pareja, dos de ellos en copias nuevas en fílmico hechas especialmente para este ciclo: la citada «Carne» y «Fiebre» (1970).

A ellos se suman
«El trueno entre las hojas» (1957), «Sabaleros» (1958), «La burrerita de Ypacarai» (1962), «La mujer de mi padre» (1968), «Fuego» (1968), «Embrujada» (1969), «Furia infernal» (1972) e «Insaciable» (1978).

Dejá tu comentario