Museos en los tiempos de la pandemia

Espectáculos

Funcionarios y galeristas coinciden en que, aun tras la cuarentena, la masividad no volverá.

El mundo ha dado un giro gigantesco. Mientras gran parte de la humanidad cree que nada volverá a ser igual, el arte de todos los tiempos invade las pantallas, desde las de los teléfonos móviles hasta las de la TV o la PC. Día a día aumentan, en el circuito de internet, las presentaciones, ferias, exposiciones, charlas y una programación socio-cultural más activa que nunca. La oferta es imparable y llueven invitaciones a través de las redes y correos. El MoMA neoyorquino acaba de anunciar sus cursos de arte contemporáneo a la par de los museos de menor envergadura. La pandemia ha puesto en jaque el pujante mundo del arte y las consecuencias financieras afectan a todos, instituciones y artistas. El poderoso Metropolitan de Nueva York anunció un déficit presupuestario de 100 millones de dólares; mientras el Prado de Madrid da por perdidos alrededor de 20 millones de euros sólo en recaudación de entradas (el 75% de su presupuesto). Los museos de EE.UU., país donde la cultura cuenta con financiación casi exclusivamente privada, estiman una pérdida colectiva de alrededor de 33 millones de dólares diarios.

Mientras se estrechan los ingresos, las asociaciones de amigos de los museos aumentan su creatividad para recaudar fondos. En la Argentina, la Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes logró dejar atrás la acción determinante de la filantropía con las matrículas de sus cursos y ahora ofrece beneficios especiales para los nuevos socios. Por su parte, los Amigos del Museo Moderno porteño ponen en el candelero su fondo editorial con sus noches de libros y vino, charlas de artistas, críticos, coleccionistas y galeristas, para descubrir diferentes facetas del arte. Cuando falta apenas un día para el cierre de la feria online arte BA, el Malba convocó a la prensa para realizar sus compras y afianzar, con un extenso “comité científico” de asesores, el interés por el arte conceptual y político, presente en un retrato donado por Sergio Quattrini perteneciente a la serie “Bajo el sol negro” de la excelente artista peruana Milagros de la Torre. Vuelve a advertirse la determinación de exaltar el arte feminista y gay en una cita a la Mona Lisa de Duchamp extremadamente explícita, desde el título: “El pene como instrumento de trabajo/ Para quitarle a Freud lo macho” (1982). Fotografía y máscara recortada de Maris Bustamente, quien recuerda a los hermanos Chapman. De este modo debuta la nueva directora, Gabriela Rangel.Y a las propuestas institucionales se suman los artistas con recorridos por la intimidad de sus hogares y charlas explicativas de sus obras.

El ministro de Cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro, señaló la necesidad de valorar cuestiones que permanecieron en segundo plano durante la euforia de los récords de visitantes a los museos: “temas relacionados con el desarrollo social, la educación, la consolidación de la identidad” y, “el área del patrimonio”. “En todo el mundo se planifican medidas de seguridad e higiene que modifiquen los hábitos de los visitantes cuando reabran los museos”, dijo a este diario. “Esta tendencia significa dejar de lado los términos cuantitativos para medir el éxito de una muestra, o, al menos, que el número de visitantes no sea el único parámetro para evaluar la calidad; es decir, la cantidad de visitantes no va a ser el indicador fiable de la relevancia de una exposición, habrá que encontrar otros parámetros relacionados con el desarrollo social, la educación, la consolidación de la identidad y las respuestas más esenciales que el arte y la cultura vienen a interpelar y a responder. El museo juega un papel fundamental en la conservación del acervo cultural. Y será un desafío la tarea de reforzar las estrategias de investigación y difusión y el intercambio a través de medios digitales, y adaptarnos a las estrategias presenciales controladas”.

Dejá tu comentario