Murgueros piden el invierno

Espectáculos

Las murgas porteñas suspendieron los corsos barriales de este año para prevenir la propagación del coronavirus, pero transmitirán por streaming sus actuaciones y muestras, además de realizar radios abiertas y murales para “mantener vivo el Carnaval”. La novedad, que entristece a unos cuantos pero alegra a otros tantos vecinos que año tras año se quejan del ruido a las puertas de sus casas, agrega que estas agrupaciones propusieron, en una carta entregada al Gobierno porteño, festejar los carnavales en julio próximo, para así incorporar la celebración al calendario anual de actividades culturales de la Ciudad. El carnaval “invernal” incluiría “los históricos corsos populares, barriales y gratuitos en su formato tradicional”.

“En un hecho sin precedentes, desde la vuelta de la democracia no se van a efectuar los corsos en su formato tradicional en la Ciudad de Buenos Aires”, dijo el delegado de las murgas del Circuito Carnaval Porteño, Felipe Fiscina, que justificó la decisión en la situación epidemiológica. “Más de cien agrupaciones de carnaval decidimos en una reunión general suspender cualquier salida en espacio público, al aire libre o cerrado que pudiera llegar a tener algún tipo de concurrencia”, lo que fue informado al Ministerio de Cultura local.

La transmisión por streaming de las actuaciones de las murgas, que se filmarán sin público y con protocolos adecuados, podrán “ser con formato en vivo o bien grabando los contenidos previamente para su posterior reproducción en distintos espacios de transmisión como el Canal de la Ciudad y las redes sociales”, dijeron también en el Circuito Carnaval Porteño.

Dejá tu comentario