Tres veteranos de fama se divierten

Espectáculos

Alcanzar cierta edad en Hollywood vuelve difícil la carrera de cualquier actor, incluso de algunos tan grandes como Robert De Niro, Morgan Freeman o Tommy Lee Jones. Por eso hace rato se los ve en papeles repetidos de abuelitos rebeldes o de ladrones de la tercera edad. A este último rubro pertenece “La última estafa”, sólo que también son productores de cine, dos actividades que muchas veces están bastante ligadas en Hollywood. El guión está basado en una película poco conocida de los 80, del mismo nombre, que tenía como principal aderezo la presencia de Buster Crabbe, el actor de los seriales de Buck Rogers y Flash Gordon.

De Niro -con una graciosa nariz falsa- y Freeman son productores de cine de bajo presupuesto en el Hollywood de los 70, pero le deben mucha plata a la mafia, por lo que desarrollan un plan para no sólo pagar sus deudas sino también hacerse ricos: contratar a un viejo astro olvidado más muerto que vivo, y cobrar la plata del seguro de la producción. El problema es que Tommy Lee Jones, el añoso cowboy que contratan, es un hueso duro de roer y el plan va cuesta arriba.

Cualquier película con este trío y un argumento divertido en sí mismo podría convertirse en una buena comedia negra de cine dentro del cine, pero aquí el director George Gallo (guionista de “Bad Boys” y una bastante mejor “Fuga a la medianoche”, también con De Niro) acusa trazos demasiado gruesos; asi son mejores las situaciones que los gags, que a veces se ven venir de lejos. Con todo, “La última estafa” nunca aburre, y siempre es agradable ver a los tres grandes actores juntos, aunque por momentos dá la sensación de que se estén dvirtiendo más que uno.

“La última estafa” (“The Comeback Trail”, EE.UU., 2021). Dir.: G. Gallo. Int.: R. De Niro, M. Freeman, T. Lee Jones.

Temas

Dejá tu comentario